Con nata y coriandre: las zanahorias

¡Y otra de legumbres! Una deliciosa y simplísima receta para saborear las vitalistas zanahorias es la siguiente.

Para 4 personas, pelar, lavar y cortar en redondeles de 1cm un kilo de zanahorias.

Depositarlas en una cacerola, cubrirlas de agua, añadir una hojita de laurel, algunos granitos de coriandre machacados, 70 gr. de mantequilla, 2 cucharadas de azúcar blanco cristalizado y una pizca de sal.

Llevar a ebullición, bajar la llama y cocer a fuego lento tapado hasta que desaparezca todo rastro acuoso, vigilando para que no se forme ningún caramelo y que todas las zanahorias estén cocidas uniformemente.

El resultado obtenido tiene que ser una suerte de jarabe brillante, casi confitando las zanahorias.

Añadir 100 gr. de nata espesa, cocer de nuevo a fuego muy lento para ligar la salsa, rectificar el sazonamiento, añadir unas gotitas de zumo de limón (con naranja queda delicioso también). Muy adecuado con pescados blancos hervidos, carne de pollo, pavo, ternera o cerdo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Marie José Martin Delic Karavelic

Marie José Martin Delic Karevelic, apasionada periodista culinaria autora del blog ‘Fogon’s Corner’ en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído