Pizzeta de calabacín y ricota

Con esa canícula, lo que menos apetece es permanecer horas delante de los fogones. Una solución rápida para solucionar un almuerzo rápido y delicioso, es esa pizzeta de calabacín y ricota que se hace en 15’ y se cuece en media hora. Las proporciones previstas están para seis personas.

Precalentar su horno a 200º. Descongelar la masa brisé, disponerla en un gran molde para tarta previamente pintado de aceite de oliva.

Lavar 500 gr. de calabacines, rallarlos groseramente, dorarlas a fuego muy moderado en dos cucharadas de aceite de oliva unos 15’. Al final de la cocción, añadir un poco de ajo rallado y hierbas aromáticas de su elección.

En un cuenco grande, batir 3 huevos enteros, añadir 3 cucharadas de queso rallado tipo Emmental, 150 gr. de queso feta, salpimentar a gusto y verter sobre la masa brisé. Hornear unos 30’ hasta obtención de un bonito dorado. Acompañada de una gran ensalada variada, será una delicia para nuestros amigos vegetarianos.

Autor

Marie José Martin Delic Karavelic

Marie José Martin Delic Karevelic, apasionada periodista culinaria autora del blog ‘Fogon’s Corner’ en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído