Salmón festivo y su champagne rosado

Frescor y color irresistibles, luminosa carne mullida derritiéndose bajo el diente, múltiples aplicaciones culinarias en sus versiones crudas o ahumadas, hacen de ese noble pescado, el rey de las fiestas y su presencia en la mesa, una lujosa garantía de omega3, hierro, magnesio y fósforo. En diminutas tarrinas individuales resulta novedoso, muy adecuado para esos festejos y además, se hace en un santiamén. Para 4 personas, triturar 400gr. de queso tipo Filadelfia con 200 gr. de nata espesa, algunas gotitas de limón, 50 gr. de eneldo, una punta de mostaza dulce y de tabasco. Salpimentar con prudencia.

Forrar unos flaneros individuales con film transparente, repartir al total 300 gr. de lonchas de salmón ahumado en fondo y paredes. Verter la mezcla encima, alisar perfectamente y cubrir la superficie con otros 300 gr. de lonchas. Tapar con otra película de film transparente y colocar en la nevera un día entero.

Desmoldar con precauciones, retirar el film plástico y presentar con ensaladas variadas de colores variadas, rodear de tomates cherry. Blancos muy frappés bienvenidos, champán y cavas de cromática rosada todavía más. ¡Felices fiestas!

Autor

Marie José Martin Delic Karavelic

Marie José Martin Delic Karevelic, apasionada periodista culinaria autora del blog ‘Fogon’s Corner’ en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido