Culture Food: Elogio de la Calabaza

Cake brujeril para un terrorífico té

Cake brujeril para un terrorífico té
Acompaña esa delicia de bebidas o refrescos rojos (té bourbón, roibos, Cosmopolitan, zumos de fresa, arándanos, frambuesa), para simular la sangre que no parará de brotar el temible 31 de octubre.

La calabaza es uno de los componentes de la Liga de las Cinco Naciones de los Iroqueses, llamada Tres Hermanas, cultivo que incluye el maíz y las habas. De esa siembra nace la Santa Trinidad, brotada de la tumba de la Tierra Madre, expedita ad patres después de alumbrar a los Gemelos Bueno y Malo. Se hace de la manera siguiente: primero el maíz en el centro, quién, al alcanzar unos 20cm, recibe la compañía de semillas de habas y calabazas.

Cada integrante beneficia al otro, los brotes de maíz sirven de soporte a las habas sin necesidad de tutores, las raíces de esas enriquecen el suelo de azote y las anchas hojas de la cabalaza extendiéndose a ras del suelo, retienen al calentito Huitzilopochtli o Dios Sol, aparte de impedir, tal alfombrita viviente, la proliferación de la molesta maleza. De ahí la creación de un mini microclima reteniendo la humedad Pachamama, o Tierra Madre. Todo astuto, tierno y ecológico.

Esa hortaliza no es sólo compañera puntual y base de la sopa del fabuloso Halloween, sino que se presta a miles de recetas a lo largo del año, como ese cake agridulce, terrorífico y brujeril que en se hará (casi) sólo.

Precalentar sul horno a 200º. En el vaso de la batidora, mezclar 4 huevos enteros, 200 gr de harina, un sobre de levadura química, 75 gr. de mantequilla salada, 12 cl. de leche desnatada y 100 gr. de trocitos de queso feta.

Aparte, hervir 200 gr. de carne de calabaza cortada en cubitos, escurrirlos delicadamente, depositarlos en una sartén con dos cucharadas de mantequilla, dorarlos, añadir dos cucharadas de azúcar moreno y confitarlos a fuego manso.

Verter la masa en un molde de cake untado con mantequilla, añadir delicadamente los cubitos de calabaza confitados, hornear unos 5 minutos a 200º, bajar la temperatura a 180º y terminar la cocción unos 35′ minutos después. Dejar enfriar en el horno, desmoldar y presentar en lonchitas espesas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Marie José Martin Delic Karavelic

Marie José Martin Delic Karevelic, apasionada periodista culinaria autora del blog ‘Fogon’s Corner’ en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído