Tarta confitada de manzanas reinetas

Delicias otoñales

Tarta confitada de manzanas reinetas
Oligo-elementos y un rico aporte vitamínico son unos de los beneficios de la redonda manzana.

Fogon’s propone hoy una sabrosa receta de tarta, combinado de crujiente envoltorio de masa sablé y de carnosas manzanas (reinetas mejor), fruta preferida de la diosa Pomona y de estacional actualidad.  Lo todo, aromatizado de cálida canela y del punto ácido de unos cítricos. Proporciones: para ocho personas.

Precalentar su horno a 200º. Pelar, vaciar y cortar en trocitos diez manzanas tipo reineta muy maduras. Depositarlas en una sartén de grandes dimensiones, anti adhesiva mejor, agregar tres cucharadas de ron oscuro, un vaso de agua, media cucharadita de canela en polvo, otra de limón finamente rallado y 80 gr. de azúcar moreno. Cocer media horita, removiendo a menudo, hasta obtención de un compotado firme, casi caramelizado. Reservar.

Descongelar unos 350 gr. de masa sablé. Con un rodillo, extender 200 gr. de la masa en una tartera, untado con un poco de mantequilla reducido en pomada, dejándola desbordar al exterior del molde. Depositar las manzanas confitadas, cubrir con el resto de la masa, soldar los bordos con la yema de los dedos y un poco de agua tibia. En el centro de la tarta hacer un agujero, introducir un rollito de papel de aluminio, que actuará de «chimenea» y dejará escaparse el vapor. Hornear unos 25′ a 180º.

Retirar del horno, dejar entibiar, despojar la tarta de su rollito de aluminio, desmoldar, darle brillo untando la superficie con mermelada de albaricoque ligeramente diluida, espolvorear azúcar, canela y degustar con nata espesa. ¡Buenísimo!

Autor

Marie José Martin Delic Karavelic

Marie José Martin Delic Karevelic, apasionada periodista culinaria autora del blog ‘Fogon’s Corner’ en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído