Soria y Trufa, la armonización perfecta

Durante todo el mes de marzo, más de 20 establecimientos hosteleros de Soria realizarán distintos menús homenaje a la Trufa Negra

Ensaladas trufadas, cremas con trufa, postres y hasta bocadillos de pan al vapor. La Trufa Negra combina con todo y puede crear platos selectos y creativos

Durante todo el mes de marzo, más de 20 establecimientos hosteleros de Soria realizarán distintos menús homenaje a la Trufa Negra
Brocheta de Pulpo con Parmentier trufado

El dinámico equipo de Borrón y Cuenta Nueva Comunicaciones que lleva
Laura de Andrés Martín nos informa de suculentas noticias
: Brocheta de Pulpo con Parmentier Trufado; remolacha queso, helado de Trufa y té negro y hasta un trampantojo de Caja Roja Especial Trufa Melanosporum son tan sólo algunas de las delicias culinarias que podrán degustar todos aquellos decidan visitar Soria en este mes de marzo. Y es que, durante esta temporada trufera, una veintena de los mejores restaurantes de la provincia han decidido homenajear a este «Diamante Negro de la Gastronomía» con diversos menús gastronómicos que prometen sorprender a todos los paladares.

La Trufa Negra tiene fama de acompañar muy bien a platos como guisos, carnes, etc. Sin embargo, en estos menús gastronómicos, los cocineros sorianos que conocen bien el producto y su calidad se arriesgarán al máximo combinándola con mariscos, pescados y hasta con sabores dulces.

Unas uniones tan complicadas como exquisitas y de las que surgen platos como Alcachofa con Foie, Trufa y Huevo de Codorniz; Manitas rellenas de verduras, Trufa y micología con salsa de zanahorias; Sopa de Hongos y Trufa con Hojaldre; Tournedo de Rape, Foie Fresco y Salsa Perigourdine; Espárragos rellenos de mousse Trufada; Cardo Rojo de Ágreda con Rabo de Toro, salsa de Frutos Rojos y Trufa; Vieira rellena de Boletus con cremita de zanahorias Trufada; Huevo roto de setas y Trufa. Pero algunos hosteleros han llegado tan lejos como incluir la Trufa Negra en postres como Trufas Heladas, cremoso de pera confitada en vino dulce o en simples bocadillos de pan al vapor con panceta y aroma de trufa.

Todas estas delicias gastronómicas se engloban bajo la iniciativa «Soria y Trufa» que tiene como objetivo mostrar el gran apoyo y respeto que recibe este producto en toda la provincia de Soria. Un hongo que cuando llega el invierno a Soria se mima y se rinde culto con miles de actividades gastronómicas. En www.soriaytrufa.com, iniciativa de Asohtur (Agrupación Soriana de Hostelería y Turismo), descubriremos todos los restaurantes que se han unido a esta campaña, así como todos los platos que componen cada menú.

Por otro lado, la unión entre Soria y la Trufa Negra se vuelve cada año más fuerte transformándose en un maridaje perfecto para todos aquellos que deseen conocer al «Diamante Negro» en todas sus dimensiones. El visitante puede asistir a la famosa caza de la Trufa Negra con perros truferos y acompañado por un experto truficultor, degustar menús en los que se homenajea el producto hasta límites insospechados, realizar rutas de tapas micológicas gracias a la aplicación móvil para Android e IOS de La Ruta Dorada de la Trufa Negra y, cómo no, nunca esté demás comprar Trufa Negra para utilizarla en nuestra cocina del día a día; si hay algo que caracteriza a este hongo es que es suficiente un poco de Trufa Negra para dar sabor a nuestros platos.

Sobre La Trufa Negra
Es la trufa uno de los grandes secretos de Soria, una joya gastronómica cuyo uso y valor en la cocina moderna se acrecienta día a día. Soria es la provincia de Castilla y León más veterana en el cultivo y recolección de este hongo, Tuber Melanosporum, que crece de forma natural en los bosques de encinas, robles, castaños y almendros. La provincia cuenta con más 114.000 hectáreas de masa silvestre donde pueden encontrarse Trufas Negras y, de ellas, aproximadamente 2.000 hectáreas están dedicadas íntegramente a la producción de este condimento gastronómico.

Alrededor del 40% de la Trufa Negra que se comercializa y exporta en España proviene de los bosques de Soria. Un centenar de familias viven del cultivo y recolección de este hongo silvestre e indirectamente da trabajo a más de 300 familias.

Este producto gastronómico es uno de los más requeridos por la alta cocina y el precio de este año está entre los 800 y los 1.000€, un 15% más que el año pasado, debido a la escasez de trufa por la falta de frío y lluvias del otoño pasado. Eso sí, los truficultores dicen que la merma de cantidad no se está viendo repercutida en la calidad ya que las trufas recolectadas hasta hoy mantienen su aroma y sabor intacto.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Marie José Martin Delic Karavelic

Marie José Martin Delic Karevelic, apasionada periodista culinaria autora del blog ‘Fogon’s Corner’ en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído