La despensa estival en Candeli, ¡también en agosto!

La despensa estival en Candeli, ¡también en agosto!
Una despensa estival que hace la boca agua

Candeli no cierra en agosto y ofrece todos aquellos productos que degustamos con fruición en vacaciones en el corazón de Madrid. En plena calle Ponzano, Candeli promete un festival de gambas, carabineros, pescados a la brasa, tomates recién cogidos de la huerta, piparra fresca y bonito del norte de temporada, entre otros.

El producto es lo primero. Una frase sencilla que en Candeli (C/ Ponzano, 47, Madrid) se convierte en una máxima. Todo el año disponen de productos de calidad y de temporada, y el período estival no iba a ser menos. Cuando una gran mayoría de restaurantes echa el cierre por vacaciones durante el mes de agosto, Candeli continúa abierto para regocijo de los clientes que no están de vacaciones.

Incluso en esta semana que comienza, la semana más vacía del año en Madrid, aunque siempre quedan algunos, también con ganas de disfrutar en la ciudad. Para ellos, Candeli siempre está, y continuando con su máxima: producto de calidad y de temporada. Ahora en agosto se suceden las gambas -continúan con la trilogía: la gamba de cristal, la gamba roja y la gamba blanca -, el bonito del norte en plena temporada (lo preparan a la brasa, no en vano, la parrilla en Candeli es figura importante, y en sabroso y refrescante escabeche), los carabineros también a la brasa, una buena oferta de distintos pescados a la brasa, según la oferta de las diversas lonjas nacionales con las que trabajan y los tomates morunos cultivados en Madrid, servidos en una fresca ensalada con piparras. También las piparras frescas se asoman a la carta veraniega, unas guindillas traídas directamente de la huerta navarra, de tierna carne y fina piel, y que se sirven fritas en aceite de oliva virgen extra y aderezadas con unos granos de sal.

Una de las joyas de la corona que sirven en verano son las fresitas de Carabaña, un tipo de fresa de verano (su temporada va de finales de mayo a septiembre) con un sabor profundo, largo y absolutamente delicioso.

A toda esta despensa veraniega se suma la oferta habitual de Candeli de carnes a la parrilla, distintos platos que recorren la geografía nacional como la brandada de bacalao, el pulpo a la brasa, rabas de potera a la andaluza, ensaladilla rusa con merluza de pincho, solomillo con distintas presentaciones, y un largo etcétera de manjares para todos los gustos. Todos los platos pueden servirse para compartir, y muchos de ellos se ofertan en media ración, de este modo el cliente tiene un mayor control del gasto y más posibilidades de degustar una mayor variedad de sabores. Para mayor comodidad del público, Candeli tiene tres espacios diferenciados: una entrada con mesas altas y con carta de tapeo, un comedor continuo con mesas bajas y ambiente distendido, y una sala ‘escondida’, elegante y confortable.

También el vino es un punto fuerte. Sin necesidad de tener una bodega infinita, Candeli tiene referencias de vino bien escogidas. No es de extrañar con dos sumilleres al frente como los dos hermanos propietarios, Alberto y Francisco Rivera. La bodega hace un recorrido por una importante variedad de las D.O. españolas y tiene un pequeño apartado dedicado al champagne. Además, todos los vinos de Candeli pueden comprarse para llevar a precio de tienda.

Restaurante Candeli

C/ Ponzano, 47, Madrid

Telf. 91 737 70 86

www.restaurantecandeli.com

Cierra domingos noche – abierto todo agosto

Precio: desde 20 a 60 euros

 

Información cortesía de Alexandra Sumasi y Laura Grani

Autor

Marie José Martin Delic Karavelic

Marie José Martin Delic Karevelic, apasionada periodista culinaria autora del blog ‘Fogon’s Corner’ en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído