Jugosas y sabrosas

Croquetas de pollo: la receta más cremosa

¿Quieres probar una receta para chuparse los dedos?  Las recetas de pollo son las más buscadas en google. Esto quiere decir que su sabor atrapa a millones de personas en el mundo. A los peques les encanta y son fáciles de hacer.

Familiar y deliciosa: la croqueta. Uno de los aperitivos más tradicionales de la cocina española.

Esta receta es muy útil para aquellas personas que les gusta aprovechar sus comidas, sobre todo esas sobras de pollo, carne o pescado que tradicionalmente pueden quedar de los guisos, cocidos o asados.

Las croquetas de pollo van muy bien para el aprovechamiento de restos de otros platos, sobre todo si tienes niños en casa. A ellos les fascinan.

Esta receta es muy sencilla, y es elaborada a base de una jugosa bechamel mezclada con pollo y cubierta por una crujiente capa de pan rallado.

En esta receta, te enseñamos unos excelentes trucos para que te quede perfecta la salsa bechamel.

Lo primero que debes considerar es dejarla en su punto exacto.

Al removerla lo suficiente no te quedará ni muy densa, ni con grumos.

Una vez hecha, puedes añadirle también otros ingredientes como jamón, atún, bacalao, espinacas, setas, gambas o quesos y te quedarán siempre riquísimas.

Ingredientes para Croquetas de pollo

  • Para hacer la bechamel: 90 g. de harina
  • 400 ml. de leche entera
  • 20 ml. de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 1 pizca de nuez moscada
  • Sal y pimienta negra (al gusto de cada casa)
  • 1 cebolleta
  • 250 g. de pollo (cocido, frito, asado)
  • Para el rebozado: 100 g. de pan rallado
  • 3 huevos medianos
  • Fritura: Aceite de oliva virgen extra suave

Consejos para preparar croquetas de pollo

  1. Un truco muy popular es echar el pan rallado en un “tupper” pequeño para ir rebozando de dos en dos.
  2. Es preferible utilizar pan rallado casero. Su sabor es mucho mejor.
  3. Si quieres guardar una porción de croquetas para comerlas en otra ocasión, las puedes congelar sin freír. Así las tendrás disponibles para cualquier día. Bastará con echarlas directamente al aceite caliente para cocinarlas.

Te puede interesar

Autor

Yéssica Salazar

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo. Con Máster en Gerencia y Tecnologías de la Información. Con infinito amor por el periodismo y los medios audiovisuales que me han permitido conocer nuevos senderos, diferentes y desconocidos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído