Delicatessen de Galicia

Percebes gallegos: cómo diferenciarlos y cocinarlos

Los percebes gallegos son un auténtico manjar, se distinguen por su sabor y otras cualidades que lo han hecho referente gastronómico internacional. Su preparación consta de una técnica que requiere tan solo de un minuto de cocción

La gastronómica gallega es reconocida no solo en todo el país, sino también en muchos lugares del mundo.

La mayoría de sus platillos, por supuesto, son a base de pescados y mariscos debido a su tradición pesquera en las poblaciones del litoral gallego.

Son famosas lasempanadas de atúnrape y pulpo a la gallegalas croquetas de bacalao, las almejas a la marinera, las sardinillas, sus deliciosos pimientos de padrón y mucho más.

También son famosas las terneras gallegas por su increíble sabor y textura de muchos años de historia y tradición.

Y, ni se diga de sus recetas de picoteo como el delicioso raxo gallego.

En cuanto a sus postres destacan: la quesada y la bica gallega.

Los Percebes, son otro de los grandes tesoros gastronómicos de Galicia. Son apreciados en toda España, Europa y el mundo.

Son una auténtica ‘delicatessen’ gallega. Que se encuentran en los tan hermosos como peligrosos acantilados de las costas gallegas.

Y, ¿cómo llegan a nuestras mesas y a los miles de menús de los restaurantes locales, nacionales e internacionales?

Todo es gracias a los ‘percebeiros‘. Ellos son los arriesgados profesionales de este oficio, que se encargan de extraer los percebes de los acantilados escarpados, donde las corrientes embisten con fuerza.

Esta labor, es una de las más peligrosas del mundo.

Galicia, referente nacional e internacional de los percebes

Los percebes se localizan en las abiertas costas gallegas como la Costa da Morte, y zonas como Aguiño, Lira o Cedeira, donde las olas rompen con más fiereza en las rocas.

El percebe de Galicia es diferente al de otros litorales tales como las costas francesas, portuguesas, marroquíes o canadienses.

También, se distinguen en cuanto a su sabor y otras características.

Para poder diferenciarlos, debes tener presente que el percebe gallego es más grueso que el foráneo, aunque de menor longitud.

Por lo general, lo adquirimos con algunos restos de roca dura adherida en la parte inferior, lo que lo diferencia del resto que tienen roca arenisca que se deshacen al tacto fácilmente.

Los percebes gallegos además, contienen una menor cantidad de uñas que los foraneos.

Todo esto, es debido a la fuerza del mar y a las condiciones tanto de temperatura del agua como de contenido en nutrientes.

Para cocinarlo, solo necesitas, la cantidad de percebes que tengas, abundante agua salada que se recomienda siempre agua de mar, y en su defecto agua con sal.

Se necesitarían unos 60 gramos de sal por litros de agua.

Opcionalmente se agregan al agua, dos hojas de laurel.

En una olla grande, se coloca a hervir el agua salada y, añades un par de hojas de laurel.

Cuando rompa a hervir, echas los percebes. Esto te llevará un minuto y luego retiras de la cazuela con una espumadera.

Los debes servir bien calientes en una fuente, tapados con un paño limpio, para que no se enfríen.

Para maridar lo recomendable es acompañarlo con buen vino blanco gallego, puede se un Ribeiro, un Godello o un Albariño.

A través de estas recomendaciones, los percebes no perderán su estupendo sabor a mar y te quedará espectacular.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Yéssica Salazar

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo. Con Máster en Gerencia y Tecnologías de la Información. Con infinito amor por el periodismo y los medios audiovisuales que me han permitido conocer nuevos senderos, diferentes y desconocidos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído