THE RED'S KITCHEN

Gambones al horno con un toque de limón o de vino blanco

Manteniendo la tradición familiar de recibir y agasajar a  la familia y amigos con una cocina casera y cuidada,  y animada por mis amigas a poner en marcha este proyecto: ¡aquí estoy con The Red's Kitchen!

Gambones al horno con un toque de limón o de vino blanco
Un gambón al horno, recién pelado. PD

Más información

Gambones al horno con un toque de limón, una receta económica para disfrutar del marisco sin arruinarte ni destrozar tu presupuesto.

Evidentemente, no es lo mismo usar gambones, -un producto que nos llega de la zona de América Austral- que los langostinos de Sanlúcar o las gambas rojas del Mediterráneo, pero tampoco nos vamos a poner melindrosos.

Sobre todo porque el kilo de gambones, de muy buena calidad y tamaño, no te saldrá por más de 10 euros. Y además, los puedes comprar congelados y guardarlos para la ocasión o traértelos de la pescadería ya casi para meter al horno.

Da igual.

Con una docena de gambones grandes, tienes más que de sobra para media docena de personas. Tocan a dos por cabeza y mejor que la gente se quede con ganas, que no se sature.

Ingredientes

  • 12 gambones… o más
  • 2 dientes de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra al gusto
  • Vino blanco (opcional)
  • Sal gruesa

PREPARACIÓN

  • Comenzamos por eliminar los bigotes del marisco para que no nos estorben y los colocamos en una fuente apta para el horno, preferiblemente de cerámica para que ayude a que se cocinen a la vez por arriba y por abajo.
  • Con cuidado, añadimos un chorrito de aceite de oliva virgen extra sobre los gambones procurando que quede repartido. Podemos ayudarnos después con una brocha de cocina para darles brillo.
  • Picamos unos dientes de ajo y los añadimos por encima de los langostinos y entre los huecos.
  • Precalentamos el horno a 190º con calor arriba y abajo y horneamos durante 15 minutos.
  • Opcionalmente, podemos añadir un buen chorreón de vino blanco, que les dará un toque muy especial.
  • A los 15 minutos, sacamos la fuente del horno, pintamos un poco la superficie de los gambones que se habrá resecado un poco, con la brocha mojada en los jugos-
  • Les damos un toque leve de limón.
  • Y llevamos a la mesa.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído