Receta de fácil preparación

Café irlandés: Cómo preparar en casa este legendario cóctel de whisky y café

Si eres amante del café y quieres probar algo realmente diferente, toma nota de esta preparación. Esta bebida cuenta con más de un siglo de historia y se ha convertido en todo un clásico en el mundo

El café irlandés es una de las bebidas más sofisticadas que existen dentro de la gran variedad de técnicas y variaciones que se pueden hacer del café, pues en su elaboración contiene un poco de whisky que le aporta un sabor auténtico y muy exquisito.

Esta preparación se trata de un cóctel que ha deleitado a millones de persona en el mundo, y hasta los más ricos y famosos han caído a sus pies gracias a la equilibrada combinación de sus sabores.

Prepararlo en casa resulta muy sencillo de hacer, solo hay que tomar en cuenta el paso a paso para disfrutar de ella y obtener los beneficios que el café aporta para la salud.

Su historia

Su origen se remonta a la localidad irlandesa de Foynes, que en la década de 1940 cuando era poco más que un pueblo grande.

Situado en el condado de Limerick, provincia de Munster, Foynes se había convertido tras la I Guerra Mundial en un sitio importante para el país, foco de atracción de viajeros americanos de cierta posición económica que entraban a Irlanda y Europa gracias a su aeropuerto internacional.

Fue así como empresarios, hombres de negocios y también famosos de la época pasaron por este lugar. Algunos de los más destacados fueron: Douglas Fairbanks, Maureen O’Hara o Marilyn Monroe, y también políticos como Roosevelt o John F. Kennedy.

El emprendedor Brendan O’Regan abrió en 1943 una modesta pero lucrativa cafetería restaurante en la misma terminal que no tardó en ganarse una gran fama. El mérito lo tenía su cocinero, el chef Joe Sheridan, cuyos platos se hicieron célebres e imprescindibles entre los viajeros y visitantes.

Pero algo ocurrió ese mismo año, una tormenta obligó a toda una tripulación a esperar en el aeropuerto. Todos se encontraban cansados y aparentemente muertos de frío, obligados a esperar a que mejorase la situación.

Los empleados de las instalaciones alargaron su jornada para dar asistencia a los viajeros, y fue cuando Sheridan tuvo la idea de improvisar una bebida caliente que sirviera confort y consuelo.

No hizo más que preparar café y añadirle whisky, pero tuvo tan buena acogida entre los congelados pasajeros que, ante el entusiasmo recibido, trabajó un poco más en su receta.

El nuevo cóctel se convirtió de inmediato en uno de los más solicitados por todos los viajeros y trabajadores que pasaron por el restaurante.

Cuando el local tuvo que cerrar en 1945, Sheridan pasó a trabajar en el aeropuerto de Rineanna, hoy Aeropuerto Internacional de Shannon, segundo en Irlanda tras el de Dublín. Se llevó consigo la receta del café, continuando así la expansión de su fama por Irlanda, Europa y, pronto, medio mundo, ya que no tardó en instaurarse como una especie de bebida de bienvenida al país.

Ingredientes

  • 2-2,5 partes de whisky irlandés.
  • 4 partes de café filtrado.
  • 1-2 cucharadas, aproximadamente, de azúcar blanco o moreno.
  • 50 ml, aproximadamente, de nata o crema batida, semimontada.

Beneficios del café para la salud

  • El café ayuda a tu cerebro: Mejora determinadas funciones cognitivas. La cafeína de esta bebida bloquea la adenosina y hace que aumenten la dopamina y la norepinefrina acelerando las funciones cerebrales. De esta forma, el café ayuda a nuestra memoria, aumenta la energía de nuestro cuerpo e incluso mejora el estado de ánimo.
  • Combate el deterioro cognitivo: Ayuda a prevenir enfermedades neurodegenerativas. Ciertos estudios han demostrado que las personas que consumen café regularmente tienen un 60% menos de posibilidades de padecer enfermedades como el Alzheimer y el párkinson.
  • Mejora el rendimiento físico: La cafeína también aumenta los niveles de adrenalina de nuestro cuerpo. Esta sustancia prepara al organismo para asumir un esfuerzo físico, por eso muchos atletas consumen café de forma regular. El café mejora el rendimiento y disminuye la sensación de fatiga provocada por el esfuerzo de una actividad de alto impacto.
  • Es bueno para el corazón: Reduce el riesgo de sufrir un infarto. El café reduce el calcio en las arterias coronarias minimizando las posibilidades de que se produzca un infarto de miocardio.
  • Es un efectivo quemagrasas: Algunos estudios indican que acelera el metabolismo, lo que puede derivar en una pérdida de peso si se acompaña el consumo regular de café con una dieta equilibrada.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Yéssica Salazar

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo. Con Máster en Gerencia y Tecnologías de la Información. Con infinito amor por el periodismo y los medios audiovisuales que me han permitido conocer nuevos senderos, diferentes y desconocidos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído