El zancarrón, jarrete o morcillo

Receta: morcillo de ternera encebollado

Receta: morcillo de ternera encebollado
Morcillo de ternera. PD

El morcillo es una pieza de la ternera, que puede cocinarse de muchas maneras, y tiene la inmensa ventaja de no ser dura y salir bastante barata.

Es un plato de los de mojar, porque la salsa donde la cebolla y la carne, melosa y tierna tras una larga cocción, se conjuntan de maravilla.

Esta receta de morcillo de ternera encebollado es idónea como plato único.

Puedes acompañarlo de una guarnición de arroz blanco o servirlo con ensalada, para desengrasar.

Incluso con patatas.

Es fácil, se tarda un poco más de tres horas, pero queda de cine:

Ingredientes

Para 5 personas
Morcillo 1 kg
Cebolla morada cortadas en juliana 3
Vino de Jerez 200 ml
Caldo de carne 400 ml
Aceite de oliva virgen extra
Sal y pimienta al gusto

PREPARACIÓN

Para hacer esta receta vamos a usar una cacerola de hierro colado o cocotte ya que nos interesa la alta temperatura que consigue en su interior así como el hervor mantenido que se obtiene al taparla y poner el fuego al mínimo durante la cocción. En su defecto podéis utilizar una olla express pero sin utilizar la presión.

Comenzamos dorando la superficie del morcillo, para que tenga un bonito color en su parte exterior y para comenzar a aportar sabor al aceite en el que después cocinaremos las cebollas.

Mientras se dora el morcillo, picamos las cebollas en juliana fina. Una vez lista la carne, la retiramos y reservamos.

En el aceite de dorar el morcillo y un poco más que habrá que añadir, ponemos a pochar las cebollas, añadiendo un poco de sal y bajando el fuego para que se hagan lentamente sin quemarse.

Las dejamos hasta que sus azúcares comiencen a cambiar su color de morado a dorado. Entonces reintegramos la carne y añadimos el vino de Jerez, y tras un par de minutos el caldo de carne.

Tapamos la cocotte y lo dejamos cocer durante 3 horas con el fuego al mínimo, dando la vuelta a la pieza cada media hora y evitando que se agarre en la parte de abajo.

Tras ese tiempo, la carne estará tierna, melosa, y parecerá que se deshace, y la salsa tendrá un intensísimo e inolvidable sabor.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído