El marido griego

Esto era una chica que se iba a casar con un griego, y el día antes
de la boda su padre le dice:

– Mira hija, estos griegos son unos pervertidos. Tu ahora no te lo
crees porque estas enamorada, pero después de la noche de bodas te habrás
dado cuenta de lo que te quiero decir. Así que recuerda, si un día estáis
haciendo el amor y te dice que te des la vuelta, niégate en redondo.
– Si, papa.

Total, que se casan y empiezan a pasar los años… una noche están
en la cama y el marido la dice:

– ¿Oye, no quieres que probemos por el otro lado?
-¡Ni hablar! ¡Ya te he dicho miles de veces que no!
– ¿Pero entonces no quieres tener niños?

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído