¿Cambia el sentido del humor cuando envejecemos?

El vídeo de la abuela cabrona que gasta una broma al pardillo de su marido arrasa en la red

Ella se llama Marietta Spencer Tyks, vive en South Bend, Indiana, tiene 75 años y la forma en que se se cachondea de Tommy, su marido, se ha hecho viral en las redes.

«Cariño, te voy a enseñar un truco de magia», empieza la abuela, mientras coloca una moneda debajo de una botella llena de agua y la tapa con un trapo.

Según le explica a su marido, al pronunciar unas palabras mágicas, la moneda debe pasar al interior de la botella.

Al final, nada mágico ocurre, pero el pardillo de Tommy se lleva una buena y ambos acaban muertos de risa. Más ella, que el.

¿Cambia el sentido del humor cuando envejecemos?

Se han hecho muchas investigaciones sobre los efectos beneficiosos de la risa sobre la salud mental y física, pero muy pocas sobre cómo cambia nuestro sentido del humor al hacernos mayores.

Una revisión reciente sobre el tema concluye que parece que los jóvenes y los mayores experimentan el humor de forma distinta.

Un artículo publicado en la revista Gerontology resume los hallazgos de varias investigaciones, y explica que las personas mayores parecen disfrutar más que los jóvenes del humor, aunque se ríen menos tiempo y parecen tener más problemas en la comprensión de las bromas o chistes.

El grupo de personas mayores mostró un déficit relativo en la comprensión cognitiva de las bromas, aunque no en la apreciación ni reacción afectiva.

Otra de las conclusiones es que jóvenes y mayores también parecen tener preferencias humorísticas distintas.

Los mayores no disfrutan tanto de las bromas agresivas como los jóvenes y serían muy sensibles a los chistes que tienen que ver con la vejez.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído