EL DEMONIO DE LOS CELOS

Instala una cámara porque sospecha que su mujer le pone cuernos con el vecino y descubre esto

Los celos son una epidemia mundial, aunque a nadie le guste reconocerlo.

Los hay en todas las sociedades y culturas, indiferentemente de cuál sea la edad, sexo, nivel económica, educación o condición social de los afectados.

Son considerados un signo de inmadurez y que sólo los sienten personas inseguras, pero todo eso es discutible.

Lo que es cierto, es que no pueden empujar a conductas de todo tipo, desde violentas a indecorosas, pasando por patéticas o ridículas, como la de este vídeo.

El tipo sospechaba que su mujer le estaba pegando el salto con un vecino y decidió poner una cámara oculta, para grabar sigilosamente todo lo que ocurría durante sus ausencias.

Consiguió la prueba, pero se llevó la sorpresa del siglo.

En cualquier caso, qué importa el sexo si el amor es puro.

Las mujeres no son más celosas que los hombres: en el imaginario colectivo se tiende a ver a la mujer como más celosa que el hombre. Diversos estudios han demostrado que hombres y mujeres son igualmente celosos, pero cómo lo manifiestan es a menudo diferente.

Tienen su lado bueno: si los celos no nos sirvieran en alguna medida, lo más probable es que hubieran dejado de existir. Todas las emociones —positivas y negativas— tienen su lado bueno. En el caso de los celos, estos pueden generar conductas de cuidado hacia la otra persona y la relación, sensación de valorar lo que se tiene ante la amenaza de la pérdida

PARA DETECTAR LOS CELOS Y A LOS CELOSOS PATOLÓGICOS

  • Revisan el teléfono de sus allegados (pareja, familiares) constantemente, y también sus cuentas personales (Facebook, e-mail…).
  • Desconfian de los compañeros de trabajo, tanto de hombres como mujeres.
  • No ven con buenos ojos que sus parejas realicen actividades personales placenteras.
  • Suponen que sus parejas se arreglan y se maquillan para gustar a otras personas.
  • Revisan cuidadosamente la ropa de sus parejas buscando marcas u olores de otras personas.
  • Asumen que las compras personales que realizan sus parejas son regalos hacia otras personas.
  • Privan a sus parejas de disfrutar de espacios con otras personas, incluso aunque tengan la oportunidad de acompañarles.
  • Critican, humillan, regañan y desvalorizan constantemente a sus parejas.
  • Suelen tener una actitud grosera y prepotente.
  • Ridiculizan a sus parejas frente a otras personas.

SUPERCHOLLOS

DESCUENTOS SUPERIORES AL 60%

Una agrupación de miles de ofertas increibles. Nuestro catalogador automático
te facilita el encontrar las mejores oportunidades de una amplia selección de tiendas online

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Los vídeos más vistos

Lo más leído