SALUD, DINERO Y AMOR

Chiste: el del rabino, el cura, el pastor y el oso cariñoso

Chiste: el del rabino, el cura, el pastor y el oso cariñoso

Los chistes son una medicina probada, ya que mejoran la capacidad inmune.

Tener buen humor ayuda en la prevención de los resfriados, la gripe y otras enfermedades.

Los chistes ayudan a las personas que sufren de depresión y trastorno de pánico.

Según los investigadores, contar chistes ayuda a expandir y contrae las arterias del estrés mental.

OSO CARIÑOSO:

  • Un sacerdote católico, un pastor protestante y un rabino judío quieren saber quién de ellos es mejor en su trabajo.
    Se internan en el bosque, encuentran un oso e intentan convertirlo.
    Más tarde se reúnen los tres.
    Cuando encontré al oso —dice el sacerdote— le leí el catecismo y lo rocié con agua bendita. La próxima semana hará su Primera Comunión.
    Yo encontré a un oso —cuenta el pastor—, y le prediqué la palabra de Dios. El oso quedó tan sorprendido que me dejó bautizarlo.
    Ambos se vuelven, para escuchar al rabino, quien yace en una camilla rodante, con todo el cuerpo enyesado.
    Pensándolo bien —musita el judío—, quizá no debí haber comenzado con la circuncisión.

 

PD

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído