SALUD, DINERO Y AMOR

Chiste: el del camarero catalán, la maciza en cueros y la caña

Chiste: el del camarero catalán, la maciza en cueros y la caña
Prensa, TV y Educación en Cataluña. PD

En el humor, cada región de España tiene sus estigmas y su fama.

Así como a los catalanes, por razones que a veces cuesta entender a la vista de cómo está funcionando la Generalitat o el Ayuntamiento de Barcelona en los últimos años, se les considera a priori laboriosos, también cae sobre ellos la tesis de que son peseteros, avaros y muy tacaños.

Sin duda es un infundio, pero aquí van tres chistes sobre el tema:

VECINOS

  • Un padre catalán que le dice a su hijo:
    – Jordi, dile al vecino que nos preste el martillo para clavar un clavo.
    Jordi se acerca al piso del vecino y vuelve enseguida.
    – Papá, dice el vecino que no nos va a prestar el martillo, porque se le puede gastar.
    – Joder hijo, hay que ver lo tacaños que son algunos. Venga, saca el nuestro.

HERENCIA

  • Un catalán le habla a su hijo:
    – Éste reloj perteneció a mi tatarabuelo. De mi tatarabuelo pasó a mi bisabuelo, de mi bisabuelo a mi abuelo, de mi abuelo a mi padre, de mi padre a mí, y ahora quiero que pase a ti. Te lo vendo.

CLIENTE

  • En una cafetería de La Rambla de Barcelona entra una tía totalmente desnuda, se acerca a la barra y pide una caña. El camarero se queda perplejo mirándola.
    La chica le dice: «¿Qué ocurre? ¿Por qué se queda parado? ¿Es que nunca ha visto a una mujer desnuda?»
    A lo que el camarero responde: “No es eso, desnudas he visto varias, lo que estoy pensando es con qué me va a pagar la caña”.
Los 20 trucos más geniales de Zach KingPD

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído