SALUD, DINERO Y AMOR

Chiste: el del niño de los huevos y el cura cabreado

Chiste: el del niño de los huevos y el cura cabreado
Una cesta de huevos. PD

Existen chistes buenos y chistes malos.

Y hay gente que los cuenta genial y te hace reir siempre y otros que los chafan nada más empezr.

Este es levemente irreverente, pero tiene gracia:

EL CURA,  LA MISA Y LOS HUEVOS

  • Juanito llevaba un buen rato intentando, a la puerta de la parroquia, vender una cesta enorme de huevos.
    Al ver que no consigue colocar muchos huevos, decide entrar a la iglesia para venderlos durante la misa, aprovechando que la gente suele ser más procilive a la generosidad cuando está rezando:
    – ¡Huevos, huevos, solo a 2 pesos y bien buenos! ¡naturales, de gallinas criadas en libertad!
    El cura muy enfadado por el escándalo durante de la ceremonia religiosa grita:
    – ¡Por favor, que alguien saque del templo al niño de los huevos!
    A lo que, alarmado, responde Juanito rápidamente:
    – No por favor, mejor me sacan de la orejita.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído