SALUD, DINERO Y AMOR

Chiste: el de las mascarillas y las cervezas en tiempos del coronavirus

Chiste: el de las mascarillas y las cervezas en tiempos del coronavirus

El humor ayuda a eliminar la ansiedad , el miedo y el estrés.

Y también a relativizar las situaciones conflictivas, incluso muy graves, como la que estamos sufriendo con el coronavirus.

Reírse es un abuena receta para sobrellevar el confinamiento.

Al principio, cuando el Covid-19 empezaba a causar estragos en China, se bromeó mucho con el tema.

La amenaza se veía como algo muy lejano y nos hacía gracia que un mamífero llamado pangolín pudiera ser el culpable de la aparición del virus, que un dron ordenara a una mujer mayor en los alrededores de Wuhan a confinarse en su casa… O bromeábamos, todos, con la capacidad de los chinos para levantar un hospital con mil camas en una semana.

Todo ha cambiado la última semana. En España los hospitales se han colapsado y faltan camas, la población ha tenido que encerrarse en casa y, en estos momentos lo de menos (salvo para los científicos) es si el coronavirus lo ha transmitido un pangolín o un murciélago.

Nos seguimos riendo, pero lo hacemos con escenas sobre como ha cambiado nuestro día a día con esta nueva situación.

Han triunfado los memes sobre el papel higiénico, el desabastecimiento de supermercados, lo que hablan sobre cuándo y quién puede salir de sus casas, los chistes sobre los insolidarios que se saltan las cuarentenas para refugiarse en sus segundas residencias o tomar el sol en la playa…

Ahora, por lo tanto, nos reímos con historias, algunas muy ingeniosas, que no son ninguna broma.

Y así tendríamos que seguir…

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído