"Haz que pague"

La OMS confirma que lo verdaderamente mutante es Sánchez y no el SARS-CoV-2

El sectarismo de Pedro Sánchez que confirma una nueva teoría científica del coronavirus

La OMS confirma que lo verdaderamente mutante es Sánchez y no el SARS-CoV-2
Pedro Sánchez y el coronavirus mutante

El Gobierno socialcomunista le tiene cogido el truquillo al coronavirus.

El virus muta y afecta a sus víctimas de acuerdo a la ideología, así lo ha dejado saber Pedro Sánchez y sus emisarios del Ministerio de Propaganda, lo ha sido informado por sus instituciones adscritas como laSexta o Público Today.

Desde la Moncloa ya reconocen este factor, y a través de las Delegaciones del Gobierno se han enviado mensajes tranquilizadores a la izquierda española autorizando todo tipo de protestas y aglomeraciones.

Así ocurrió el 8M, cuando el delegado José Manuel Franco, permitió una manifestación multitudinaria para celebrar el Día de la Mujer, sin importar que ya la enfermedad se paseaba por toda España desde finales de enero, que la OMS había decretado la emergencia de salud pública por el COVID-19 y que desde el 2 de marzo los organismos internacionales recomendaban el distanciamiento social como medida básica para evitar la propagación del virus.

Lo mismo ocurrió el pasado 15 de mayo, en el barrio de Chantrea, Pamplona, más de un centenar de personas se aglomeraron en una marcha para arropar el terrorismo vasco y enviar todo su apoyo a Patxi Ruiz, el asesino del concejal de Unión del Pueblo Navarro Tomás Caballero, un suceso ocurrió hace 22 años, un día 6 de mayo.

En ese caso, la Delegación del Gobierno dio su permiso a la celebración de este evento, a festejar al asesino, quizás por ser una manifestación de izquierda, Simón, Illa y los expertos misteriosos conocen de primera mano que en ese caso no hay riesgos de propagación.

Mientras estas inmensas aglomeraciones son autorizadas por un Gobierno que basa todas sus decisiones en la ciencia, hay otras manifestaciones muy peligrosas, esas sí que ponen en riesgo a la población, como el caso de las protestas de Nuñez de Balboa (Madrid), donde las posibilidades de transmisión del virus son muy altas.

Nada tiene que ver el hecho de que sean protestas contra el Gobierno de la ciencia, ni los ensordecedores gritos de «Sánchez dimisión».

Han sido los propios españoles quienes han mostrado su indignación en las redes sociales ante esta anomalía que es de todo menos democracia.

El virus no tenía que ser tan letal, lo mortal ha sido la mezcla entre un virus peligroso como el coronavius y un gobierno inepto e irresponsable que está utilizando la situación con el mayor de los sectarismos, disparando la crisis en lo sanitario y lo económico.

Ahora sabemos que también se dispararán las consecuencias sociales.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído