SALUD, DINERO Y AMOR

Chistes: el del jefe machista y el del empleado resabiado

Chistes: el del jefe machista y el del empleado resabiado

Una de las dolorosas ironías de la vida de oficina es que nunca podemos tener la temperatura adecuada.

Pasamos el verano temblando de frío y el invierno sudando como en una sauna. e y nuestros inviernos sudando en las saunas. La experiencia no es simplemente desagradable, también tiene su eco en el trabajo.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Cornell llevaron a cabo un estudio que involucró trabajar con el termostato de una oficina de seguros.

Cuando las temperaturas eran bajas (20ºC), los empleados cometieron un 44% más de errores y fueron menos de la mitad de productivos que cuando las temperaturas eran más cálidas (25º C).

El frío nos distrae. Y el calor excesivo, también.

JEFE RESABIADO

  • Antonio, ya sé que el sueldo no le alcanza para casarse…
    pero créame que algún día me lo agradecerá.

EMPLEADO PRECAVIDO

  • -Jefe, ¿puedo salir hoy dos horas antes? Mi mujer quiere que
    le acompañe a hacer unas compras.
    -De ninguna manera. Aquí se cumple el horario hasta el último minuto.
    -Gracias jefe, ya sabía yo que usted no me iba a defraudar.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído