EL HUMOR EN LOS TIEMPOS DEL VIRUS

Chiste: el del médico enamorado que no empieza con el clásico ‘doctor, doctor’

Pocos géneros son más prolíficos que este.

Todos vamos al médico de vez en cuando, así que no es de extrañar que las consultas, operaciones e incluso autopsias sean sido material habitual para los genios del humor.

Lo clásico son los que empiezan con el famoso “doctor, doctor”, pero hay de todo y abundan los que arrancan con el «doctor, doctor, ¿qué me pasa?».

También en Twitter, donde encontramos muchas bromas y comentarios humorísticos sobre médicos.

La estrella de hoy, el que sacamos en vídeo es un poco diferente.

En cualquier caso y para los aficionados, aquí van unos cuantos de los que recorren la red como centellas.

Esta el de la mujer preocupada que entra a la consulta diciendo: “Doctor, doctor, ¿mi marido perderá el ojo?”, respondiendo impertérrito el médico: “No se preocupe señora, se lo he guardado en el bolsillo”.

A nosotros nos gusta el del marido hipocondríaco que va la consulta y dice: “Doctor, doctor, mi mujer me engañó con mi mejor amigo hace una semana, y aún no me han salido los cuernos. ¿Será falta de calcio?”.

Hay muchos con el enfermo torpe de protagonista, como el de ese cirujano que, muy serio, señala: “Sr. López, al operarlo hemos dejado, sin querer, una pinza dentro de su abdomen. Tenemos que volver a intervenirle”.

Y el Sr. López, muy sorprendido, contesta: “¡Pero doctor! ¿Por qué no se compra otra?”.

Gracioso es el de que va al médico y apenas entrar en la consulta comenta: “Cuando mi abuelo tenía 70 años usted le recomendó que caminara 10 km diarios… ahora tiene 80 años y no sabemos dónde está”.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído