La venta de El Gordo ya ha empezado

La venta de El Gordo ya ha empezado
Lotería Pixabay

Un año más, la lotería del Gordo acompañará a las fiestas navideñas a lo largo de todo el país. La ilusión y la esperanza que se respira durante esas fechas tan señaladas hacen que sea el momento perfecto para jugar y soñar. ¿Qué mejor forma de terminar el año con la posibilidad de hacer realidad aquello que siempre has deseado? Como cada año, el 22 de Diciembre se celebrará el tradicional sorteo de la Lotería de Navidad, en el cual llegarán a repartirse hasta 2.380 millones de euros, exactamente la misma cantidad que el año pasado.

Así pues, los décimos del Gordo de Navidad de 2019 ya están a la venta en toda España. En su ya famoso anuncio, este año la campaña está dominada por el humor y el Tarot, protagonizado por Esperanza Gracia y otros populares videntes del país tratando de averiguar en qué localidad caerá el premio el próximo día 22 de Diciembre. Péndulos, horóscopos, mentalismo… en su edición de 2019 los videntes utilizan toda clase de artes adivinatorias para decidir dónde caerá el primer premio. Eso sí, para no faltar a su tradición, el anuncio estará acompañado de su conocido slogan: «¿Y si cae aquí el Gordo de Navidad?». En cuanto a la cantidad de décimos que habrán disponibles, se espera que se pongan en circulación un total de 170 milones, con 170 series de 100.000 números cada una. De esta forma, la emisión se va hasta los 3.400 millones de euros, destinándose un 70 por ciento a premios. Respecto a los mismos, el conocido como el Gordo repartirá 400.000 euros por décimo, siendo 125.000 euros por décimo el segundo premio, y 50.000 euros por décimo premiado para el que le haya tocado el tercero. Su precio de venta, como viene siendo habitual, será de 20 euros. Aquí puedes ver cuál ha sido la terminación más repetida a lo largo de estos años.

Historia

Hay que remontarse hasta el año 1812, hace ya más de 200 años, para encontrar la primera vez que se celebró el Sorteo de El Gordo, como se le llama comunmente. Y es importante tener en cuenta que ese año no fue un año fácil, más bien convulso. La guerra contra las tropas napoleónicas, el entusiasmo revolucionario que suscitó la primera constitución española, la conocida Constitución liberal de «la Pepa», etc. Ha pasado mucho tiempo desde entonces, y los acontecimientos han seguido su curso. Durante este tiempo España ha vivido dos repúblicas, la dictadura franquista y la actual democracia, además de sufrir una guerra civil y ser testigo de dos guerras mundiales.

Por aquel entonces, lo que el Gordo repartía eran ilusiones en reales de vellón, escudos y pesetas. Pero, evidentemente, los tiempos cambian, y junto a ellos lo hacen los precios y las monedas. La cuantía de los premios, el coste de la vida, el valor de la moneda, los salarios, etc. Son muchos los factores diferentes que hacen los premios tengan que ir adáptandose a las circunstancias del momento.

Por poner tan sólo un ejemplo, pese a que hoy en día el premio se reparte en euros, el valor que tiene es mucho menor que el que tenía años atrás, debido al importante incremento del coste de vida en la sociedad. En este sentido, es interesante echar un vistazo a la diferencia tanto de precio como de valor entre un boleto el año 1812 y otro en la actualidad. Así pues, el décimo correspondiente al primer sorteo de la historia costaba 40 reales, lo que sería equivalente a 0,06 euros. Unos años más tarde, en 1870, su precio ya se había incrementado hasta los 30 céntimos de euro, llegando el premio que repartía al equivalente a 900 euros en la actualidad. Un poco más adelante, entrando ya en el siglo XX durante los años veinte y cuarenta se puede decir que fue su época de mayor esplendor, ya que comprar un décimo con un precio de 60 céntimos de euro te daba la posibilidad de optar a ingentes cantidades de dinero.

Sin embargo, a partir de entonces no se ha vuelto a ver nada igual, debido fundamentalmente el fuerte aumento del coste de vida en la sociedad. Si antes con 900 euros tenías la posibilidad de comprar un edificio entero, hoy con los 400.000 del Gordo te puedes conformar con una de sus viviendas.

No obstante, la imposibilidad de adquirir un bloque entero no quita la valía de este premio. Son muchas las personas que están sufriendo y que sabrían como aprovechar este golpe de suerte. Al final de lo que se trata es de repartir esperanza, sabiendo que cada año puede ser el tuyo, y que cada año puedes tener la oportunidad de cambiar algo con lo que estás a disgusto. Así, teniendo en cuenta la situación actual, ser agraciado con el décimo premiado te puede cambiar la vida o, al menos, alegrarte y aliviarte esas Navidades que tanto estás deseando pasar con tus seres queridos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído