Placeres vinícolas: Una ruta por la Rioja Alavesa

uvas-vinedo
uvas-vinedo Magazinespain

Ya ha llegado el otoño y lo que más apetece son escapadas de fines de semana, así que os propongo recorrer algunas de las bodegas de la Rioja, el plan perfecto para los amantes del vino y la gastronomía. Además, los viñedos, una vez terminada la vendimia, pintan el paisaje de colores ocres, que van desde el rojo intenso del tempranillo hasta los amarillos más vivos, formando una mezcla de colores que resulta un espectáculo para los visitantes y un lujo para los aficionados a la fotografía.

Escapada a la Rioja Alavesa: tratamientos con denominación de origen

El Sitio de mi recreo: escapada rural muy cerca de Madrid

Placeres vinícolas Vistas de Laguardia

Rioja Alavesa y Alta

La Rioja es una de las regiones vitivinícolas más prestigiosas y conocidas, donde se pueden encontrar las bodegas más tradicionales y las más modernas.

Nos alojamos en el Hotel Villa de Laguardia y de ahí nos acercamos al centro temático del Vino Villa Lucia. Si estás interesado en dar tus primeros pasos para ser algo parecido a un catador de vinos, hay que empezar por un curso de iniciación y, esa era nuestra intención en este viaje…

¿A quién no le gusta saber qué tipo de vino es el más adecuado para acompañar a una suculenta comida? O… ¿Cómo es posible reconocer los atributos y defectos que hace a los vinos ser inferiores o superiores en cuanto a calidad?. En algo más de dos horas, se pretende adquirir conocimiento de las principales formas de crianza y maduración de los vinos, la percepción a través de los sentidos: saber reconocer un vino por su color, su olor y su sabor, conocer el proceso de preparación del vino para la cata y aprender a conservar un vino… Todo ello en un marco único de encanto y seducción entre viñedos.

Después de tanto vino, lo mejor es dar un paseo por el pueblo de Laguardia, conocida como la capital del vino y parada obligatoria de la célebre ruta del vino. Situado sobre un altozano, mantiene intacto su trazado medieval. El carácter amurallado de la villa ofrece un casco urbano peatonal por donde es una delicia pasear. Para degustar una buena selección de pintxos típicos de la gastronomía vasca, fuimos a Batzoki, en la Calle Mayor del casco antiguo y, si vais en la temporada de hongos, hay alguno espectacular.

Laguardia Laguardia

Rutas del vino

Primera parada: Bodegas Marqués de Riscal en la localidad de El Ciego. Conocida como la Ciudad del Vino, es un complejo compuesto por la antigua bodega de Marqués de Riscal (1858), la más antigua de La Rioja, así como un nuevo edificio diseñado por el arquitecto canadiense Frank Gehry, que acoge el hotel Marqués de Riscal, un spa, un centro de reuniones y convenciones y un exclusivo restaurante, galardonado con un Sol Repsol.

La bodega está construida de modo que uno puede ver lo que era la bodega en el siglo XIX, lo que ha sido en el XX, y lo que es a la entrada del siglo XXI. Tiene unas instalaciones tan majestuosas que superan con creces lo visto por Internet. La visita termina con la tradicional cata y, como no, con el paso por la tienda de la bodega antes de salir, con una importante colección de variedades y añadas. No os preocupéis, ahí es posible resistir la tentación… pero os aseguro que no es fácil.

Marques-de-Riscal

Nuestra segunda parada es la Bodega de Ysios. La primera “bodega de autor” de La Rioja, diseñada por Santiago Calatrava e inaugurada en 2001, es absolutamente vanguardista. Se encuentra en Laguardia a los pies de la Sierra de Cantabria, donde la belleza se mimetiza con el paisaje.

La visita empieza a las 11:00, siempre con cita previa, dura más o menos hora y media con cata incluida y cuesta 25€. Durante la visita nos muestran todo el proceso de elaboración del vino a través de una arquitectura singular y atractiva que sirve de foco en la captación de visitantes.

bodega-ysios

Barricas de Ysios Barricas de Ysios

Nos dirigimos a nuestra tercera y última bodega por hoy… Bodegas Eguren Ugarte (antiguamente Heredad Ugarte), enclavada en Páganos, en el municipio de Laguardia. La visita comienza en la parte más espectacular de la bodega, sus calados (cuevas donde se envejecen los vinos). En sus más de 2 km de calados subterráneos, excavados manualmente en su gran mayoría, se mantiene una temperatura y una humedad constante a largo de todo el año, lo que facilita una buena evolución de los vinos.

Cuevas E. Ugarte Cuevas E. Ugarte

La bodega da además las opciones de alquilar estos nichos para criar vino, o bien, a los propietarios, de utilizarlo como pequeño “Txoco”… Una idea muy original para poder compartir tus vinos con los amigos. La visita continúa por la nave de elaboración, la de barricas, la embotelladora…..hasta terminar en la tienda, lugar donde nos darán a probar sus deliciosos caldos: cata de 3 vinos diferentes degustando un rico pintxo.

He de reconocer que es una de las bodegas donde más he disfrutado de la cata, el sitio me pareció espectacular y la forma de explicarnos cada uno de los vinos fue de lo más interesante.

De ahí pasamos a su restaurante Martín Cendoya, donde nos deleitaron con una carta de cocina tradicional riojana: unas pochas a la riojana y chuletitas de cordero al sarmiento, todo ello maridado con una selección de vinos de Eguren Ugarte. Ya nos habían advertido de su calidad y cantidad, pero sólo puedo deciros que todo estaba, sinceramente, espectacular!!. Para los que quieran disfrutar de la alta gastronomía, pueden hacerlo en su restaurante Victorino Eguren. El recinto de la bodega se completa con el hotel de autor Eguren Ugarte, totalmente integrado en las instalaciones y con unas vistas espectaculares sobre sus viñedos.

Después de semejante “comilona”, sólo pudimos ir al hotel a descansar…. Mañana será otro día.

No hay nada mejor para un domingo que relajarse en el Wine Oil Spa del hotel, especializado en la aplicación de tratamientos naturales con “denominación de origen”, algunos de ellos a base de vino y aceite de oliva de la Rioja Alavesa.

La castaña, la trufa de la Montaña Alavesa, las plantas aromáticas de la comarca; como el tomillo, la lavanda o el romero, entre otros, son los protagonistas de estos tratamientos corporales y faciales y de las más variadas técnicas de hidroterapia que ofrece este hotel: el plan perfecto para terminar el fin de semana.

La Rioja es una tierra con arte, historia y cultura y, sus “Rutas del vino”, son una nueva forma de hacer turismo cada día con más adeptos, no sólo por la cantidad de bodegas y de viñedos, sino por la calidad de los mismos… Además, cada vez son más las bodegas renovadas por arquitectos de prestigio para ofrecer no solo buenos vinos sino espacios para disfrutar… Simplemente un placer para los sentidos.

La entrada Placeres vinícolas: Una ruta por la Rioja Alavesa se publicó primero en magazinespain.com.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído