Panamá, un destino diferente: Dónde alojarte y qué ver (1ª parte)

panama-portada
panama-portada Magazinespain

Por Vanessa Pragasam

Hace tiempo que no os escribo sobre algún viaje y, ahora que se acercan las vacaciones de navidad, hay que empezar a organizar nuestras agendas. Os propongo Panamá… un destino diferente, pero con un gran encanto.

Lo mejor de Sri Lanka: Parque Nacional Yala

Lo mejor de Sri Lanka: tren Nuwara Eliya a Ella

En los últimos diez años, Panamá se ha convertido en un lugar que está en boca de todos por ser una de las economías que más inversión extranjera directa tiene. Esto es debido a su estabilidad económica y a las ventajas que ofrece el país como plataforma de negocios, pero también, por ser un destino diferente, exótico, con playas espectaculares, con cultura y una gran ciudad. Panamá es una mezcla de lo moderno con lo colonial, en donde ciudades fortificadas fascinantes con historias de tesoros y codicias, conviven y se mezclan con su otro lado moderno, sus distritos bancarios y sus rascacielos.

Vistas del Distrito Financiero

 

La historia de Panamá ha sido ampliamente influenciada por la posición estratégica de este istmo estrecho que une América del Norte con América del Sur que separa el océano Pacífico del océano Atlántico. lo que provocó uno de los eventos de evolución natural más importantes de la historia del mundo.

La obra de ingeniería más colosal del siglo XX y un sombrero de paja son, quizás, las dos cosas que más se asocian como emblemas de este país centroamericano. Pero Panamá tiene mucho más…Os invito a descubrir la belleza de sus paisajes, su rica cultura y un sinfín de actividades turísticas que están a vuestro alcance.

Cómo moverte y dónde alojarte

Los vuelos son directos con Iberia desde Madrid y en 11 horas estamos en Panamá City. La manera más cómoda y rápida de salir del Aeropuerto internacional de Tocumen hacia el centro de la ciudad es utilizando un taxi y la tarifa ronda los USD 30.00 para dos personas. Aquí todo se puede pagar en dólares americanos, incluso lo prefieren antes que su moneda, Balboa. El servicio de transporte público en la ciudad es prepagado, se paga utilizando tarjetas de transporte recargables y no aceptan efectivo. De momento, y a pesar de que existe una ruta de buses que va del Aeropuerto al centro, dentro de la terminal aérea no existen puestos de venta donde se ofrezcan dichas tarjetas ni donde se efectúen recargas, con lo cual, la única opción es coger un taxi.

Nos alojamos en el Hotel Le Meridien situado en el distrito financiero, en el corazón de la ciudad y, para mí, la mejor zona para alojarte durante tu visita a la capital panameña. Ahí encontrarás la modernidad y el estilo multicultural: la mejor oferta de ocio, compras y diversión. Si, por lo contrario, quieres disfrutar del aire tradicional y antiguo de la ciudad y, de un alojamiento algo más económico, tu sitio es el Casco Antiguo.

panama-hotel-meridien

Qué ver

Como son las 16:00, decidimos asearnos un poco y empezar nuestra visita recorriendo el Distrito Financiero. Aquí el lujo contemporáneo, la cocina gourmet panameña, el diseño y la arquitectura se unen para crear una experiencia inolvidable. La Avenida Balboa es la vía más moderna y ancha de la ciudad donde se concentran los mejores hoteles, apartamentos de lujo, centros comerciales y restaurantes. Nosotros escogimos La Posta, en la famosa Calle Uruguay. Un restaurante que se distingue por su sobria decoración de estilo francés provenzal moderno y que cuenta con una carta de lujo internacional y gourmet.

El Canal de Panamá

Dia 2: Venir a Panamá y no visitar el Canal es como ir a Egipto y no ver las Pirámides. No se puede entender la historia de Panamá ni conocer las claves de este país sin conocer antes la historia de su Canal. Ha condicionado el origen de este país y su evolución a lo largo de más de 100 años. Debido a su posición estratégica para facilitar el comercio global se ha convertido en un nodo de comunicaciones de vital importancia económica.

El mejor lugar para conocerlo y verlo en funcionamiento son las Esclusas de Miraflores. Se puede llegar, bien en taxi (unos 20-25$) o tomando la Línea 1 del Metro o cualquier bus con destino final Albrook. Una vez en la terminal, coger el bus con destino a Miraflores. La parada esta justo a la entrada del Centro de visitantes (alrededor de 2$). Sólo hay una línea de metro que recorre toda la ciudad y cada trayecto suele costar unos 0,20 céntimos. No tardaréis más de 20 minutos en llegar.

Esclusas de Miraflores

El Canal es ahora el mayor generador de ingresos del país y, para no quedarse atrás, se está llevando a cabo una ampliación de sus accesos y del número de exclusas para permitir el paso de un mayor número de barcos y de mayor tamaño.

La entrada al centro de visitantes cuesta 20$. Os recomiendo subir a la terraza de la última planta para observar el paso de los barcos por las esclusas. Es sorprendente ver en vivo y en directo la operación de llegada, arrastre por cuatro locomotoras y elevación de los barcos, algunos enormes, que pasan rozando sus cascos metálicos con las paredes de hormigón de las esclusas. Es un “must” en Panamá.

Casco Antiguo

Después de la visita al Canal nos vamos a recorrer el Casco Antiguo. Podéis ir en taxi o en metro hasta la parada “5 de Mayo”.

Casco Viejo

El Casco Antiguo, también conocido como San Felipe, fue levantado en 1673 después de la destrucción de la ciudad a manos del pirata Henry Morgan. En 1973, fue nombrado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Una zona pintoresca llena de iglesias, plazas y palacios con un paisaje que evidencia la arquitectura civil, militar y religiosa. No hay que perderse: la Plaza de la Independencia, la plaza Bolivar o la de Francia, la Catedral Metropolitana de estilo barroco, el Teatro Nacional, el convento de Santo Domingo o el Museo de Historia de Panamá.

Hay una amplia oferta de restauración para todos los gustos y bolsillos. Podrás degustar platos típicos en “Diablicos”, en pleno casco viejo, o en el “Mercado de mariscos”. El mercado es un lugar muy particular, donde pescadores van y vienen con canastas llenas de la materia prima, fresca, dejando una estela olfatoria difícil de ignorar. ¿Los platos más pedidos?: la corvina frita entera con patacones y los cebiches…muy ricos y a buen precio.

Mercado de mariscos

Calzada de Amador

Después de comer cogimos un taxi a una de las zonas más bonitas y visitadas de la ciudad: La Calzada de Amador o Causeway. Su construcción se inició en 1908 y para ello se utilizó tierra y roca extraídas del Corte Culebra durante los años de construcción del Canal. Son 6 kilómetros de bahía, que une el continente con las pequeñas islas de Naos, Perico y Flamenco. Está salpicada de palmeras: un lugar perfecto para pasear, ya sea disfrutando de sus exclusivos restaurantes y centros comerciales, o visitando el Centro de Exhibiciones Marinas.

Calzada de Amador

Valle de Antón

Dia 3: Una excursión imprescindible en la zona es la que conduce hasta el Valle de Antón. A tan sólo 2 horas de la ciudad, se encuentra el cráter de un volcán extinguido en el que ha surgido un nuevo ecosistema natural. Aquí puedes disfrutar de cascadas y estanques de agua caliente en un entorno de frondosa vegetación y, de una ciudad en la que florecen el comercio tradicional y la artesanía.

La forma más cómoda de llegar es alquilando un coche así, después de hacer alguna de las múltiples excursiones que ofrece el Valle, podéis ir a comer y pasar la tarde a las Playas de Coclé: Playas de aguas cálidas, cristalinas y de arena blanca, bien Playa Blanca: larga, ancha y enmarcada por un arrecife rocoso y la desembocadura del Río Farallón, Playa de Santa Clara o Farallón. En autobús también se puede llegar (desde la Terminal de Albrook), pero desde allí es difícil encontrar transporte para recorrer la zona.

Playa Blanca

Continúa visitando este maravilloso país en: Panamá, un destino diferente parte 2ª.

La entrada Panamá, un destino diferente: Dónde alojarte y qué ver (1ª parte) se publicó primero en magazinespain.com.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído