Pasarela sobre ruedas

La ciudad de la luz y la moda prêt a porter ha desenrollado de nuevo su alfombra roja para que más de cien novedades se den cita en la edición 2006 del Mondial de l’Automobile, salón de referencia en Europa junto al de Ginebra, Fráncfort y Barcelona.

El pasen y vean se ha convertido hoy en la jornada previa a la inauguración de la muestra en un constante ir y venir de modelos de alta costura y de coches ataviados ambos con sus mejores galas. El glamur francés ha vuelto a ser la nota predominante en una jornada marcada por la presentación en sociedad de los vehículos del presente y, sobre todo, del futuro, escribe Xavier Pérez para el Periódico.com

Los ocho pabellones y los 63.000 metros cuadrados de exposición han rivalizado durante unas horas con el atasco permanente en el que vive la capital francesa.

Presentación de prototipos

Cientos de profesionales del sector han admirado una larga lista de novedades que ha tenido como denominador común la llegada de prototipos llamados a una producción inmediata, como el caso del Toyota Auris (nuevo Corolla), el Renault Kóleos (el primer todoterreno de la marca) y el Twingo, el Lancia Delta HPE, el Peugeot 297 Epure (nuevo 207 cabrio) el Dodge Avenger, Ford Mondeo (camuflado en una carrocería familiar), el Hyundai Arnejs y el sorprendente (por su condición de polivalente) Kia Cee’d.

Todos ellos han presentado una importante dosis de realismo que ha contrastado con la imaginación digna del mejor tuning creativo como es el caso del Citroën C-Metysse, el Renault Nepta, el Volkswagen Iroc, el Honda FCX y el Peugeot 908 RC.

Tampoco han faltado los utilitarios tan de moda últimamente, con el estreno del nuevo Opel Corsa, el Seat Altea XL (el monovolúmen que le faltaba a la marca), la nueva cara del Fiat Multipla, el Dacia Logan familiar y, por supuesto, la gran estrella, el Citroën C4 Picasso.

Modelos muy potentes

Mención a parte merecen los modelos con más caballos y estilo deportivo, esos vehículos que suelen ser las reinas en los salones como el de París. Alfa Romeo destaca con el 8C Competizione y sus 450 CV de origen Maserati, seguido por el Audi R8 y sus nada despreciables 420 CV, el Mazda 3MPS de 260 CV, el esperado BMW M6 cabrio de 507 CV y los monstruosos Cadillac STS-V (476 CV) y XLR-V (448 CV). Para dar de comer a parte son los 415 caballos del Porsche GT3 RS o los 240 CV del mismísimo Seat León Cupra, dos de las estrellas deportivas más admiradas de esta muestra.

La cita de Paris es, en definitiva, un culto al mundo de las cuatro ruedas que abre sus puertas hasta el próximo 15 de octubre, dos semanas de salón del automóvil en el que los visitantes podrán hacerse una idea muy aproximada de las nuevas tendencias y de las locuras de unos diseñadores que, además de coches, quieren pintar ilusiones.

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

CONSOLAS

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído