Para una ducha a todo color

Para una ducha a todo color

Es lo último: una ducha que ilumina el agua con unas luces que cambian de color según su temperatura. Además de evitar tener que probar la temperatura con la mano, hace que la ducha se convierta en una experiencia muy relajante; una experiencia de cine.

Se llama Color Shower y funciona directamente con la presión del agua. No necesita pilas, batería o instalación eléctrica, por lo que resulta muy seguro y económico. Al pasar el agua, la ducha se ilumina de color azul si el agua está fría, fucsia si está caliente o de color rojo para avisarnos de que está a más de 41º y podemos quemarnos.

Cuarto de baño de diseño

Además, no necesita ningún tipo de instalación. Basta con enroscarlo a la manguera y abrir el grifo para empezar a disfrutar del placer de una ducha relajante y reconfortante bajo un baño de luz.

Además de práctico, es un regalo muy decorativo. Imprescindible en los cuartos de baño de los amantes del diseño y de quienes saben apreciar la tecnología mas vanguardista.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído