Casarse como una princesa de Disney

Casarse como una princesa de Disney

Casarse como una princesa ya es una realidad con la línea de vestidos de novia que ofrece desde hoy la compañía Walt Disney y que están inspirados en sus populares cuentos de hadas.

Los vestidos, inspirados en las populares princesas de Cenicienta o La bella durmiente, forman parte de esta nueva colección que cuenta con un total de 34 modelos, diseñados por Kristie Kelly.

La colección también incluye un traje basado en los tules amarillos que vestía Belle en La bella y la bestia.

La compañía Disney quiere aprovechar así dos de sus franquicias más lucrativas dada la fiebre que han creado sus «princesas» de cuento, los personajes más populares de sus películas animadas, y su presencia cada vez mayor en el mercado nupcial.

El pasado año, los estudios Disney recaudaron 3.400 millones de dólares (2.512 millones de euros) con la venta mundial de productos relacionados con sus princesas de cuento, los personajes más populares entre las jóvenes y espera también que entre las futuras novias.

Además, su interés en el mundo de las bodas queda corroborado con los 2.000 enlaces matrimoniales que se celebran anualmente en sus parques en Estados Unidos, ya sea en Walt Disney World o en Disneylandia, y en sus cruceros.

Los precios de los trajes de novia de princesa oscilan entre los 1.500 y los 3.000 dólares (entre 1.108 y 2.216 euros), por encima de la media de 1.000 dólares (738 euros) que impera en Estados Unidos pero muy inferior a los vestidos de diseño y alta costura.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído