Denuncian que los menús infantiles tienen demasiadas calorías

Un 90 por ciento de los menús infantiles en los populares restaurantes de comida rápida tienen muchas más calorías que una comida y muchos están atiborrados de sal y grasas, según un informe dado a conocer en Estados Unidos.

El Centro para la Ciencia en el Interés Público – un grupo que le quitó la gracia a tomar palomitas en el cine y a la comida china para llevar al contar los contenidos en grasas y calorías que tienen estos caprichos – dijo que es difícil encontrar algo remotamente sano para que coman los niños en varias cadenas de restaurantes.

«Casi cualquier combinación posible de los menús infantiles en KFC, Taco Bell, Sonic, Jack in the Box y Chick-fil-A es demasiado elevada en calorías», dijo en un comunicado emitido el lunes.

El CSPI examinó los menús en 13 populares restaurantes que promocionan los menús infantiles.

«El 93 por ciento de las 1.474 posibles opciones en las 13 cadenas sobrepasa las 430 calorías – una cantidad que es un tercio de lo que el Instituto de Medicina recomienda que los niños entre cuatro y ocho años consuman en un día», agregó.

Por ejemplo, los restaurantes Chili de Brinker International tienen 700 combinaciones, de las que el 94 por ciento se pasa de calorías, incluyendo una con pollo frito, manzana con canela y chocolate con leche (1.020 calorías) y otra de pizza con queso, patatas fritas y limonada (1.000 calorías), indicó el grupo.

Más del 90 por ciento de las comidas ofrecidas en las cadenas de hamburgueserías completarían casi toda la necesidad calórica de un niño para un día, según el CSPI, que consideró a Subway como la mejor.

Las respuestas no tardaron en llegar. KFC, Burger King y McDonald aseguraron que ofrecen menús bajos en calorías y en grasas. KFC incluso agregó que la información sobre su cadena en el informe es equivocada.

«La gente puede que no tenga un ataque al corazón hasta que tienen 50 o 60 años, pero las arterias empiezan a atascarse en la infancia», dijo la directora de política nutrición del CSPI.

«La mayoría de los menús infantiles parecen estar diseñados para poner a los niños americanos en la vía rápida hacia la obesidad, la discapacidad, el ataque al corazón o la diabetes», aseguró.

El Centro denunció que muchas cadenas no quieren dar la información nutricional de sus menús, entre ellos Applebee e IHOP, de DineEquity, y Red Lobster y Olive Garden de Darden Restaurants.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído