Esta edición brilló por su repercusión en Internet

Cibeles se rindió a los bloggers

Seis días de mucho estilo, 51 diseñadores y 43 desfiles

Sus propuestas, como siempre, fueron cuanto menos arriesgadas, si bien más discretas que en otras ediciones

La Edición nª51 de la mítica Cibeles Madrid Fashion Week llegó ayer a su fin. Atrás quedaron horas y horas de veloces carreras, de noches en vela, de aplausos, de opiniones encontradas, de interminables abrazos… en fin, de tantos y tan buenos momentos que apenas si hay lugar para los malos.

PASARELA 2.0

Esta edición pasará a la historia como la pasarela 2.0. Es decir, como una de las más accesibles tecnológicamente hablando. Y es que, por primera vez, los bloggers han tenido el reconocimiento y el espacio que se merecían.

No en vano, los aficionados y entendidos del mundo de la moda conocen la importancia de este nuevo fenómeno, el streetstyle, que en España tiene algunos de sus máximos exponentes en Mireia My Daily Style, ….

Así, la firma de informática, Asus abrió el espacio Asus BloggerSpace y permitió a los blogger de moda con más visitas trabajar desde diferentes ordenadores y ofrecer, de forma casi inmediata, lo que ocurría dentro y fuera de la pasarela.

SEIS DÍAS DE FRENÉTICA ACTIVIDAD

Ha sido, además, la edición más larga de todas cuantas se han celebrado: en total 6 días de mucho estilo y 51 diseñadores estructurados en 43 desfiles. Como antesala de lo que más tarde vendría, El Ego, la plataforma de los jóvenes creadores, abrió la primera jornada de Cibeles.

Sus propuestas, como siempre, fueron cuanto menos arriesgadas, si bien más discretas que en otras ediciones. La nota más estridente la puso Isabel Mastache con su peculiar pantalón-pene. El resto apenas si se atrevió más a que mostrar una interminable mezcla de tejidos, materiales y siluetas.

El premio a la mejor colección, dotado con 6.000 euros, fue American Pérez, el dúo formado por Jorge Bolado y Natalia Pérez. Dicen las malas lenguas que algunos miembros del jurado quisieron declarar desierto el concurso. Pese a ello no se puede negar que la colección de American Perez, inspirada Laura Palmer, el personaje central de la serie Twin Peak, destacó por unas cuidadas prendas de lana, punto, crochet, cuero y pelo en tonos pardos, cerezas y verdes. 

SEGUNDA JORNADA: LO HORTERA COBRA NOMBRE

El viernes llegaron algunos de los grandes como Victorio&Lucchino, Elio Berhanyer o Roberto Verino. Si bien, y pese a la fuerza de sus colecciones, el protagonismo fue para Francis Montesinos y Agatha Ruiz de la Prada que pusieron la tónica de color  y nunca mejor dicho. 

Montesinos apostó por la mujer española, representada por la actriz  Paola Dominguín con faldas de vuelo, lunares de gran tamaño y enrevesados y atrayentes estampados. 

Ágatha Ruiz de la Prada, en su tónica habitual, reflejó un mundo de color, desde el rojo al rosa, pasando por el naranja y el verde. Los estampados militares y los experimentos arquitectónicos no consiguieron eclipsar a la diseñadora que decidió rendir su pequeño homenaje al fallecido Alexander McQueen, pintándose los labios de rojo por fuera de las comisuras, al igual que hicieran sus modelos en el desfile otoño-invierno 2009/2010.

SÁBADO INTENSO
El sábado fue el turno de Juanjo Oliva, Duyos, Arzuaga, Miguel Palacio, Alvarado y compañía. Pese a que Amaya Arzuaga fue la gran estrella de la jornada, especialmente por el gran número de rostros conocidos que reunió en su desfile, la colección de Miguel Palacio fue la más aplaudida.

No en vano, sus propuestas le valieron el premio L’Oreal a la mejor colección de esta edición. El diseñador se inspiró en la alta costura de los años cuarenta y para ello dibujó una colección de corte militar, con abrigos, chaquetones, hombreras, cinturones y una doble botonadura. Asimismo dio rienda suelta a las minis, las blusas transparentes y con brillos. Los colores, en este sentido, fueron bastante sobrios: negros, azul, camel, blanco y negro.

DOMINGO SIN RESACA

Quizá conscientes del día tan desapacible que vivió Madrid la jornada del domingo, con intenso frío y lluvia, los creadores que presentaron sus colecciones el domingo apostaron por la lana, las pielas y la seda como los tejidos estrellas de la próxima temporada.

Sin duda, uno de los mejores desfiles fue el de Ana Locking, futurista y muy pero que muy colorido. Además, su colección se caracterizó por la dualidad y los contrastes al mostrar, por un lado, vestidos minis, elegantes y sutiles y, por otro lado, maxivestidos llamativos y muy atrevidos.

PENÚLTIMA JORNADA

La penúltima jornada de Cibeles se rindió  a los pies de Andrés Sarda y el siempre innovador David Delfín. Abanderado por su amiga, Bimba Bosé, el diseñador presentó una colección que abordó de lleno sentimientos como la tentación o el deseo y en la que el amarillo, el negro, el blanco, el gris y el fucsia fueron los colores predominantes.

Por su parte, Andrés Sardá volvió  a hacer de la lencería la reina de las pasarelas con una colección inspirada en la obra de Lewis Carrol ‘Alicia en el País de las Maravillas’ y que tan de moda está en estos últimos meses. 

CIERRE ACCIDENTADO

El último día de la fiesta de la moda española finalizó con unas propuestas que no apostaron mucho más allá del blanco y el negro. Sin duda, Nicolás Vaudelet, la revelación de los últimos años, fue el gran protagonista con una colección que combinaba los materiales sintéticos y las pieles con una oferta colorista basada en los deportes de invierno.

Por segundo año, dos activistas de Igualdad Animal consiguieron colarse nuevamente en el desfile conjunto de los peleteros Miguel Marinero y Jesús Lorenzo. La protesta no pasó de un mero cartel contra el uso de las pieles de animales, si bien puso en guardia a los organizadores que, tras el incidente, no quitaron el ojo de encima a los periodistas, lugar en el que se sentó uno de los activistas.

ENTRETENIDAS SESIONES

Y como en ediciones anteriores, entre desfile y desfile, todos los allí congregados pudieron amenizar las largas esperas maquilándose en el stand de L’Oreal, disfruta de unos refrescantes cócteles en el bar lounge de Grey Goose, endulzar la tarde con un poco de chocolate de la marca Cote d’Or y, cómo no, leyendo los ejemplares de importantes revistas del sector como Telva, Yodona, Harper’s Baazar o Elle.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Lo más leído