Una de cada cuatro mujeres sufre algún problema en los ojos tras maquillarlos

 

 

 

 

 

Una de cada cuatro mujeres reconoce haber sufrido algún problema en los ojos tras maquillarlos, según una encuesta impulsada por la Fundación Rementería, realizada sobre un centenar de personas, que revela también que ocho de cada diez mujeres analizadas tenían la visión borrosa a causa de los restos de maquillaje en la película lacrimal.

 

 

 

 

De esta manera, el director médico de la fundación, el doctor Javier Hurtado, ha advertido de que el uso del maquillaje durante toda la vida «puede tener consecuencias a largo plazo en el ojo, sobre todo en un ojo más sensible».

 

 

 

 

En este sentido, el maquillaje en los ojos es aún más lesivo en las personas que utilizan lentes de contacto, ya que agrava los riesgos asociados a las mismas, como ojo seco e irritación, pero también infecciones.

 

 

 

 

«La consecuencia más leve son molestias e intolerancia a la lentilla pero lo más grave puede ser favorecer infecciones, que en los portadores de lentillas son mucho más graves, por una bacteria que se llama pseudomona, que a veces con muy difíciles de tratar y que pueden dejar cicatrices en la córnea», ha argumentado este experto.

 

 

 

 

USO DEL RIMEL

 

 

 

 

Por otra parte, Hurtado ha recomendado que estas personas utilicen el delineador, el rímel y la sombra de ojos por fuera de la pestaña ya que, de lo contrario, «el ojo está más expuesto a molestias, enrojecimiento, conjuntivitis tóxica o intolerancia a las lentes de contacto».

 

 

 

 

Entre los componentes utilizados en el rímel y en el delineador se encuentran solventes como el isododecano; conservantes y ceras de origen animal, vegetal y mineral; y pigmentos y polímeros fijadores, explican desde la fundación. No obstante, el 78 por ciento de las entrevistadas reconoció que no había mirado nunca la composición de los cosméticos que utiliza.

 

 

 

 

En esta línea, este experto ha advertido de que los productos utilizados a la hora de desmaquillarse pueden ser peligrosos al contener disolventes que alteran la lágrima. También, ha alertado de que «al desmaquillarse durante muchos años se desarrolla más laxitud en el párpado, la piel se arruga más, y puede que el párpado se estire hacia fuera o hacia dentro o incluso que aparezcan bolsas».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído