El arte y la moda se unen en la nueva campaña de Louis Vuitton, "L'invitation au voyage",

[Vídeo] El enigmático David Bowie viaja a través del tiempo de la mano de Louis Vuitton

'Venecia' es el segundo capítulo de una intrigante y emotiva historia creada por el fotógrafo David Sims

El arte y la moda se unen en la nueva campaña de Louis Vuitton, «L’invitation au voyage», creada por las fotógrafas y directoras Inez y Vinoodh.

El primer capítulo cuenta una historia intrigante sobre París y sus misterios, que durante siglos, se han refugiado en el ‘Musée du Louvre’, narrando a una joven intrépida que llega de manera misteriosa al famoso museo.

La modelo protagonista, Arizona Muse, lleva colgada una llave que revela los secretos, también deseados por un hombre que la sigue de cerca, y que han sido guardados por más de 150 años. Tras un encuentro con la Mona Lisa y los maestros italianos, y armada con su llave, desvela los secretos – escondidos en un emblemático baúl de Louis Vuitton.

VENECIA

Ahora, «Venecia» es el segundo capítulo de una intrigante y emotiva historia creada por el fotógrafo David Sims y dirigida por Romain Gavras. Drama y fantasía se dan la mano para crear una tensión en esta alegoría del viaje, invitando a aquellos que la ven a ser dueños de sus propios destinos.

El protagonista en esta ocasión es nada más y nada menos que David Bowie. Tras el primer capítulo, la aventura veneciana, que viaja a través del tiempo, revela una sorpresa, tanto para la mujer protagonista como para los espectadores.

Repite protagonismo Arizona Muse, que escapó del Louvre a bordo de un globo aerostático, reivindica su espíritu aventurero cuando llega a Venecia al final de la noche. Sorprendida por una misteriosa música que proviene de un magnífico palacio, atraviesa los arcos de la Plaza San Marco y abre sus puertas.

David Bowie está sentado al teclado. Sus miradas se cruzan. Hechizado por la belleza y elegancia de la mujer, el hombre comienza a tocar una versión única de «I’d rather be high» con el teclado, que parece haber sido escrita solo para ella. Como por arte de magia, Arizona se encuentra rodeada por extravagantes personajes que parecen sacados de un sueño, en una escena de claras reminiscencias cinematográficas de la era dorada veneciana.

La joven cierra los ojos, emocionada, y graba ese recuerdo en el fondo de su alma. Cuando vuelve a abrirlos, la música se ha detenido y ya es de día. Todos los personajes han desaparecido y David Bowie ya no está. Arizona saca una partitura de su bolso Vivienne, la única prueba de la increíble experiencia que acaba de vivir. Arizona sale del palacio en dirección a su destino, pues una antigua embarcación china la espera en la laguna…

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído