Muchos famosos han puesto de moda algunos ejemplos de autofotos que es mejor no copiar

Los 10 tipos de ‘selfies’ que debes evitar a toda costa para no arruinar definitivamente tu imagen

Los 10 tipos de 'selfies' que debes evitar a toda costa para no arruinar definitivamente tu imagen
un selfie duckface o morros de pato y encima comiendo espagueti. PD

El riesgo no es sólo sufrir un accidente, que puede hasta ser mortal como se ha visto hace poco, sino salir hecho o hecha unos zorros y que tu imagen quede arruinada para siempre.

Pensando en eso y siguiendo las indicaciones que nos facilita el diario ‘ABC‘, te facilitamos unos sabios consejos:

1.- Al volante del coche

Es una de las modas del momento. Tanto que según un estudio uno de cada cuatro jóvenes conductores europeos reconoce haberse hecho un «selfie» al volante.

Y todo pese al riesgo claro que esto supone: sacarse una foto en el coche distrae 14 segundos. Casi un cuarto de minuto sin prestar atención a la carretera.

Más allá de los riesgos, hay que reconocer que no es el mejor tipo de fotografía. Mucho más cuando además se ha empezado a extender el fenómeno de tomarse las fotos sin camiseta con el cinturón de seguridad puesto.

2.- Recién despertado en la cama

Otro de esos momentos en los que no hay que hacerse nunca un autorretrato es recién despertados. Una actividad que cada vez más estrellas del celuloide estadounidense están practicando con imágenes bastante surrealistas.

Acostumbrados a ver a cantantes y actrices con decenas de capas de maquillaje, se hace extraño verlas con la cara de sueño de cualquier hijo de vecino.

3.- Fingiendo estar dormido

El cúlmen de las imágenes extrañas en la cama son los «selfies» donde el fotografiado está dormido. Un sinsentido, a no ser que el artista sea sonámbulo y tenga la capacidad de desbloquear el smartphone, poner el código de seguridad, activar la cámara y «posar» fingiendo cara de descanso. Lo peor es imaginar el susto que se llevan al despertar al ver que alguien le había tomado una imagen mientras dormía.

4.- Con la puñetera y querida mascota

Si quieres presumir de mascota en redes sociales, lo mejor es que le hagas una foto a ella sola en la que aparezca en todo su esplendor. Si por el contrario eres tu quien quieres salir, pon tu mejor cara y sonría. Pero si quieres salir abrazado a tu amigo peludo, lo mejor es que te lo pienses bien: él aparecerá «sufriendo» y tú lejos de tu mejor gesto.

5.-Luciendo tipo en el gimnasio

Cualquiera que vea tus bíceps, tu tableta de abdominales o tus muslos sin un signo de celulitis, sabrá que te pasas buena parte de tus días en el gimnasio. Por eso quizá no sea una buena idea no parar de postear en las redes sociales tus «selfies». Tus seguidores agradecerán dejar de ver por unos días el mismo tipo de foto de siempre frente al espejo con las pesas en una mano y el móvil en la otra.

6.- Desenfocado o borroso

Parece una obviedad: no hay que publicar fotos que no sean nítidas. Si realmente piensas que esa instantánea merece la pena, lo mejor será que repitas el «selfie» e intentes mantener la cámara más quieta esta vez.

Algo a la vista tan simple no lo parece para miles de usuario. Internet está repleto de fotos borrosas, tanto que se ha creado un blog en Tumblr para recopilarlas.

7.- Con morros de pato

La «duckface» o «morros de pato» fueron una moda hace años, en los tiempos de los primeros pasos de las redes sociales (si es que el Messenger lo era). Pero ahora quizá no sea la mejor opción para salir en los selfies. Hay que tratar de salir de manera más natural.

8.- En compañías atípicas

Una de las peores cosas de las redes sociales es la deshumanización de las personas. Tanto es así que en Estados Unidos se ha puesto de moda hacerse autorretratos con mendigos en un ejemplo de falta de sensibilidad con las personas sin hogar. El cúlmen de este movimiento es el blog «Selfies with Homeless», que recopila todas las imágenes hechas junto a estas personas.

9.- En el lugar no adecuado

Levantó una gran polémica cuando se hizo público: una joven estadounidense se había autorretrado con una amplia sonrisa en su visita a uno de los centros mayores de la barbarie humana, Auschwitz.

La joven no quiso darse cuenta de que en aquel lugar murieron decenas de miles de inocentes a manos de los asesinos nazis y decidió posar como si estuviera en un centro turístico de ocio. La «broma» le salió muy cara y su rostro ha circulado por toda la red. Por eso hay que pensar muy bien el lugar en el que hacerse un «selfie».

10.- Al borde del abismo

La familia Mackowiak paseaba por el Cabo da Roca, en Portugal. Michal, padre y amante de la fotografía, se acercó al borde con su mujer para hacerse un «selfie» con el mar bravo y el precipio de 140 metros como paisaje. Mientras, sus dos hijos pequeños esperaban enfrente a que su padre hiciera la autofoto.

Michal y Hania se acercaron demasiado al principio y la última foto que registró el móvil fue la de un cielo azul borroso. Los gritos de sus hijos alertaron a los equipos de emergencia.

 

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído