Body painting

Esta rubia va por la calle con el trasero al aire y nadie se da cuenta

Va literalmente desnuda de cintura para abajo, pero ese detalle para desapercibido a los viandantes por una ilusión óptica: la chica lleva pintados en la piel unos pantalones vaqueros.

El desafío era simple: la gente en su trajín diario ¿se daría cuenta que una modelo se está paseando semidesnuda a su lado y que tiene un jean pintado de la cintura para abajo?

La respuesta fue una sorpresa.

Sucedió en Francia: una modelo identificada como Marie camina por las calles de Lille, Francia.

De la cintura para arriba, todo normal. Pero de la cintura para abajo: solo body painting en lugar de un jeans y una muy ajustada tanga.

Es cierto que muchos de los caminantes miran bastante fijo a Marie, pero se acerca más a la conducta maleducada cotidiana que debe sufrir cualquier mujer antes que a la real sorpresa de ver a una modelo en paños menores en plena peatonal.

Los defensores a ultranza del body painting, que los hay y a montones, sostienen es una de las formas de arte más antiguas y originales.

Los celtas, los romanos y los indios utilizaban este método, en la actualidad, los aborígenes del Amazonas y de Australia lo siguen usando.

Cierto que, mucho antes de que el hombre alzase su mano para pintar sobre las paredes lo que le rodeaba, ya decoraba su cuerpo con pinturas y pigmentos.

Se trataba de la primera forma de afirmar su identidad, de diferenciarse del grupo, una forma anterior a los objetos y las ropas.

La pintura corporal fue también una seña de identidad, que indicaba la pertenencia a un grupo o una tribu, algo que podemos aún ver entre las civilizaciones indígenas de muchos continentes. Los colores, las formas, definieron también los rangos sociales y las relaciones jerárquicas en una comunidad.

Por supuesto, y como lo es hoy, la pintura sirvió para embellecer los cuerpos, para resaltar los atributos de los individuos, para disimular los aspectos menos agraciados y para ornamentar los cuerpos. Una moda que evolucionó de diferentes modos en cada sociedad y cultura.

Podría decirse que el maquillaje es una herencia de esta práctica, pero la pintura corporal es mucho más que eso: es, sobre todo, provocación.

Te puede interesar

La selección de las mejores marcas de termómetros

TERMÓMETROS CLÍNICOS

Aquí encontrarás la oferta actualizada de estos dispositivos de salud

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Los vídeos más vistos

Lo más leído