Dos estrellas Michelin

El chef Sergi Arola está hundido, deshecho y arruinado

Los problemas económicos y personales hunden a uno de los cocineros más prestigiosos de España

El chef Sergi Arola está hundido, deshecho y arruinado
Sergi Arola. IF

En la actualidad, Arola trabaja en el Restaurante LAB, en el lujoso Penha Longa Hotel de Sintra, en Portugal, donde es una asalariado más.

Sergia Arola, reputado chef, dos estrellas Michelin y pareja de Silvia Fominaya, está hundido, deshecho y arruinado.

Al parecer, ha perdido la gestión de sus locales y se ha visto obligado a vender su Harley Davidson y sus dos casas. Ahora subsiste gracias a la ayuda de sus amigos y de una nómina como cocinero en un hotel.

Sergi Arola (49) está hundido. Así lo afirma su círculo íntimo a la revista Corazón TVE:

«Está descentrado, sin un euro y deshecho».

El que fuera uno de los chefs más reputados a nivel nacional, que llegó a tener dos estrellas Michelin, ha tocado fondo, tanto que hace unos días fue visto a la salida de un hospital en Madrid, donde visitó las Urgencias por un ataque de ansiedad.

Lo hizo solo, ni rastro de su pareja, Silvia Fominaya (42), con la que aseguraba hace pocos meses que estaba preparando su boda.

El chef arrastra problemas con Hacienda desde hace años. La unidad antifraude le sometió a una ardua investigación después de que constituyese la sociedad mercantil Fortarola Restauración SL, con la que creó su primer restaurante, Sergi Arola Gastro.

El pasado mes de abril, esta sociedad presentó concurso voluntario de acreedores, con una deuda de siete millones de euros con bancos y proveedores, que ven imposible ya recuperar su dinero.

Así, la Agencia Tributaria precintó en 2013 y durante dos semanas el restaurante por una deuda de 308.000 euros.

Entonces Arola llegó a un acuerdo con el Fisco: reconoció la deuda, abonó 20.000 euros de entrada y una cantidad mensual de 2.500 euros que después aumentó a 3.500.

Para ello, se ha visto obligado a vender su Harley Davidson, a la que estaba muy unido, además de su chalet de dos plantas en la zona norte de Madrid y un piso de 75 metros cuadrados en el barrio de Manoteras:

«Es España va de piso en piso, de amigo en amigo. No tiene ni para pagarse un menú», asegura su entorno.

«Está hundido y sin un euro».

En la actualidad, Arola trabaja en el Restaurante LAB, en el lujoso Penha Longa Hotel de Sintra, en Portugal, donde es una asalariado más.

Sus amigos relacionan su situación financiera con la sentimental. En 2012, Arola se separó de su mujer y madre de sus tres hijos, además de socia capitalista.

Formaron una feliz pareja hasta que el chef se enamoró perdidamente de Silvia Fominaya, con la que ha protagonizado varios vaivenes.

Él afirma que están preparando boda después de retomar su relación tras un largo descanso y además le ha ayudado a abrir su propio restaurante en La Coruña, Por la Jeta.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído