Muestra su apoyo incondicional a Carmen Lomana

Agatha Ruíz de la Prada: «No soy una diseñadora consagradísima en España… Ya me gustaría»

Agatha Ruíz de la Prada: "No soy una diseñadora consagradísima en España... Ya me gustaría"
Agatha Ruiz de la Prada y Carmen Lomana

Agatha Ruíz de la Prada mantiene una muy buena amistad con Carmen Lomana desde hace muchos años. Tanto es así, que la diseñadora no ha querido faltar a la inauguración de la exposición de su amiga en el Museo del Traje donde exhibe sus mejores ‘modelitos’.

«La amistad con Carmen es de muchos años, cada vez la quiero más, la comprendo más, me da mucha envida como va siempre de guapa, de bien maquillada, de bien vestida pero a pesar de la envida que me da, es mucho más importante la amistad que la envidia», aseguró la diseñadora de moda.

Por su parte Carmen Lomana se ha mostrado muy agradecida a su gran amiga Agatha por estar con ella en un día tan especial: «Cuando he visto a Agatha me he llevado una enorme alegría, sé que lleva una vida de no parar, ha hecho un esfuerzo de acompañarme y ahí se ven los amigos».

AGATHA RUIZ DE LA PRADA SOBRE SUS DISEÑOS «TODO EL MUNDO HA TENIDO ALGO MIO EN CASA» Respecto a su carrera profesional, Agatha Ruíz de la Prada ha asegurado que ella no es una diseñadora consagradísima en España pero que por otra parte, está orgullosa de que todo el mundo en su casa haya tenido algo de su firma: «No soy una diseñadora consagradísima, ya me gustaría, pero lo que sí que me gusta mucho que hay gente que no lo dice es pensar que casi todo el mundo en su casa ha tenido algo de Agatha Ruíz de la Prada, todo el mundo ha tenido una toalla, un azulejo, un calcetín, un bolígrafo, un perfume, algo mío y eso es lo que más me gusta. Carmen se ha puesto trajes míos y trajes difíciles, se lo agradezco mucho».

En cuanto a la situación actual de la moda en España, Agatha quiso asegurar que no se trata de un problema de los diseñadores sino de falta de clientes. Así, cree que la mejor manera para dar más importancia a es producto nacional, es comprarlo antes que recurrir a moda extranjera, aunque ella reconoce que no ha tenido ese problema: «Gracias a Dios la cosa va cambiando, tengo más clientas, cosa que agradezco mucho y mato por mis clientas».

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído