Monarquía

Letizia ya no disimula y vuelve a dar que hablar

El asunto lleva meses haciendo correr litros de tinta, pero ahora ya no hay duda: Letizia está luciendo canas. Ya no las disimula (#10yearschallenge: Así era la reina Letizia hace una década).

Estos días no se habla de otra cosa.La reina ha aparecido este viernes en el Palacio de la Zarzuela con una delegación de la revista Vogue con motivo del 30 aniversario de la publicación de su primer número en España. Y su ‘look‘ está siendo de lo más comentado porque se ha dejado ver con un evidente mechón blanco (El negro desafío de la atrevida reina Letizia tras su misteriosa e inexplicada desaparición ).

Otras veces hasta ahora, había dudas de si el pelo blanco que lucía la reina era fruto del despiste o, al contrario, era un gesto intencionado.

Tener canas a los 46 años, como Letizia, es algo de lo más normal. De hecho, alrededor del 65% de las mujeres de esa franja las tienen, y en el caso de los hombres la cifra baja al 40%.

Y, de hecho, el aplauso por no tratar de ocultarlas es unánime. La revista Mujer Hoy ha sido la última en alabar a la reina y dice que su decisión de no disimular su edad precisamente en el pelo «reclama el reconocimiento a su autoridad y experiencia».

«Cualquier otro recogido o, sencillamente, un peinado con raya lateral habría podido disimularperfectamente la acumulación de canas que, de otra manera, quedan totalmente expuestas. No cabe más que pensar que la intención de la Reina no es disimular nada, sino todo lo contrario».

Hace ya unas semanas, El Mundo afirmaba:

«La cana es bella y su presencia se está reivindicando cada vez con más fuerza, tanto que se ha convertido en una tendencia de belleza».

En la misma dirección, la revista Hola subrayaba que la cana es buena señal. Porque, explicaba la publicación, llegada una edad el pelo o se vuelve muy fino, y más escaso, o bien fuerte e incluso crespo, como sucede a menudo cuando aparecen las canas, cuando el cabello se torna más rebelde, según recoge huffingtonpost.

«Si de algo puede presumir la Reina es de una melena cuidada, brillante, que hasta ahora ha llevado impecable, bien suelta, bien con sus clásicos recogidos, una de sus elecciones fetiche para los grandes eventos, con ligeros matices de color, pero fiel a la gama de los castaños».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído