SALUD Y BELLEZA

¿Puede uno hacer desaparecer esas cicatrices que tanto incomodan?

¿Puede uno hacer desaparecer esas cicatrices que tanto incomodan?
Cicatriz de origen quirúrgico YT

Las cicatrices son recuerdos y experiencias que se quedan grabados en la piel, pero no siempre resulta algo agradable de ver o nos traen buenos recuerdos. Cortes, quemaduras, cesáreas, intervenciones quirúrgicas o estéticas… cualquiera de estos episodios pueden provocar la aparición de estas marcas tan poco deseadas.

Más grandes, más pequeñas; más oscuras, más claras; más visibles o menos visibles, las cicatrices pueden afectar a la calidad de vida de las personas. Ese tipo de marcas en la piel conllevan afectos más allá de lo visible: la cicatriz puede provocar picor severo, un aumento de la sensibilidad, incluso ser dolorosa, pero además, pueden acarrear consigo consecuencias psicológicas en la persona que van desde provocar impactos en el sueño y la calidad de vida hasta alterar la autoestima cuando es visible.

Cuando nos hacemos daño, se pone automáticamente en marcha un proceso natural que permite a la piel dañada autorrepararse. Puede durar varios meses según la profundidad de la herida y sigue sistemáticamente la misma evolución.

Existen varios tipos de marcas antiestéticas: la cicatriz deprimida, hundida; la cicatriz hipertrófica, en relieve; la marca cicatricial estirada que corresponde a la estría.

Varios factores pueden impactar en la apariencia de la cicatriz: la genética, la edad, el medioambiente, la severidad de la herida, la ausencia de tratamientos y también la localización de la herida. Si se localiza en una zona sometida a movimientos, la cicatrización será más compleja. A más rápida es la cicatrización, menos marcas deja.

LA CICATRIZACION SE PRODUCE EN 3 FASES

Una primera fase llamada vascular e inflamatoria que se inicia con un proceso de coagulación para detener el sangrado al cual sigue la fase inflamatoria que persiste como máximo 7 días. La herida se limpia con células especializas: es la fase llamada detersión.

La segunda fase es la de reparación tisular y se caracteriza por la fabricación de nuevas células de tejido epidérmico y la aparición de matriz extracelular a nivel de la dermis. Se forman nuevos vasos y la proliferación celular acerca los bordes de la herida para cerrarla.

Y una tercera fase, la de remodelación. Dura de 2 meses a 2 años, en función de la severidad de la lesión y de la capacidad de cada individuo de cicatrizar. El colágeno se densifica y la red vascular se organiza. Aquí, la reducción de la inflamación es crucial. A más intensidad de inflamación, mayor es el tejido de regeneración y la marca será más visible.

Es durante la fase de remodelación donde se determina el aspecto más o menos estético de la cicatriz y de la estría. Una de las maneras de actuar activamente en esta fase es masajear la herida cerrada. El masaje suaviza los tejidos y reduce las adherencias; estimula la microcirculación; y permite conservar una cicatriz bien hidratada.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído