SALUD Y VIDA

Carlos Ríos: «No se puede lanzar una dieta general para perder grasa para todo el mundo. Es imposible»

Carlos Ríos: "No se puede lanzar una dieta general para perder grasa para todo el mundo. Es imposible"
Obesidad YT

Llega el buen tiempo y el quitarnos capas y capas de ropa y lucir palmito es algo que condiciona a muchas personas… que si me tengo que poner a dieta, que si hoy empiezo, que voy a quitarme de cenar…

Carlos Ríos, experto en nutrición humana y dietética lleva años haciendo entender qué y cómo podemos comer bien lejos de las dietas milagros y sin pasar hambre. Con más de 800.000 seguidores en sus redes, el nutricionista comenzó en esto viendo que hasta su consulta llegaban muchas personas hablando de dietas hipocalóricas y de su mínima ingesta de calorías. Con su método y sus estudios revolucionaba el panorama de la alimentación como os contábamos ayer donde siempre ha querido evitar los ultraprocesados.

Sin embargo para Ríos, creador de Real Fooding y que acaba de publicar su libro Come comida real que se ha convertido en un gran éxito de ventas, la alimentación no tiene que ver con pasar hambre y vivir a base de frutas y verduras… y además, explica qué factores pueden influir en cambiar tu rutina alimentaria.

P: Hay veces que te comes una manzana y no te sacia o que en situaciones de estrés no te sacia la comida… ¿Por qué?

CR: Aquí hay dos cosas. Si buscas muchas veces alimentos con pocas calorías o tienes miedo a engordar, al comer poquito, te va a entrar hambre. Come hasta saciarte con productos vegetales, frutos secos… Hay muchas situaciones que te van a despertar ese apetito por los procesados o por como decías del estrés o la ansiedad y es que al fin y al cabo, la comida es un placer.

Toda comida es un placer, te genera un placer y los ultraprocesados están diseñados para que este placer esté aumentado de forma artificial.

Por tanto, está claro que esas galletas de chocolate te van a generar ese placer artificial aumentado y en un contexto donde necesitas esa recompensa porque estás expuesto a las preocupaciones, van a encajar perfectamente para dar ese placer momentáneo artificial a través de la comida.

Mucha gente vuelca sus problemas más emocionales en la comida y sobre todo, con estos ultraprocesados que se presentan perfectamente para para eso. Hay anuncios donde aparece una adolescente llorando y se le da una pizza para consolarla o el helado que es típico de las películas cuando hay un mal de amores pero no te van a solucionar el problema y luego te vas a sentir peor.

P: ¿Y qué aconsejas tú a todos pacientes?

CR: Un poco detectar la raíz de qué es lo que te está haciendo comer mal. Muchas veces va desde tener una máquina de vending en tu propio trabajo. Hay que ser consciente que esa máquina está incitando a que comas más comida ultraprocesada y tienes que ser consciente de decir: «¡Oye, estoy comiendo mal porque tengo aquí la máquina» pero sobre todo ser consciente de si detrás hay un problema más emocional ya sean exámenes y tienes mucho estrés, como el que fuma por fuma más por depresión o por algún duelo de algo. Tiene que saber cuál es el origen, que es un problema emocional donde incluso a lo mejor, en algunos casos necesita ayuda profesional más a nivel psicológica.

Entonces yo apelo mucho al tema del libro, a la consciencia, a que tú si comes ultraprocesados, que sea de forma totalmente consciente en plan cómo y qué es lo que estoy consumiendo y por qué. Ya cuando lo abres, no lo pienses porque seguro vas a hacer mejores elecciones a lo largo del día. Vas a tener en tu poder decidir el evitar este tipo de productos y decir me voy a traer de casa una almendra.

P: Ahora parece que las celebrities e influencers han encontrado la panacea de comer bien. ¿Es real? ¿Antes comíamos tan mal?

CR: Lo que veo es que los famosos siempre han enfocado la forma de comer a dietas de moda, enfocadas a la estética, a la imagen, a perder grasa. Las dietas siempre se han enfocado a perder grasa, perder grasa. Cando se hablaba en televisión se hablaba de perder grasa. Y yo le digo a mis seguidores que se olviden de eso, que algunos perderán grasa comiendo bien, pero que ese no es el objetivo de alimentación.

El objetivo de alimentación es estar saludable y centrarse en disfrutar de la comida. Entonces, claro, muchas veces la alimentación para muchos ha sido un poco reacia.

Porque, si alimentarse saludablemente es alimentarse pasando hambre o tener restricciones o hacer dieta, te vas a alejar de eso porque no quieres eso.

En cambio yo te estoy diciendo que la alimentación de restricción no es pasar hambre, no es hacer dieta para perder grasa de alimentación, sino que es cuidarte, ser consciente de ello y disfrutar de ellos con una gran variedad de estos alimentos saludables.

Entonces yo quiero que eso se ponga de moda y las celebrities anuncien un plato de lentejas y lo bueno que está* Ese potaje y que lo están haciendo por, estar saludable.

P: Ya pero es que no quiero engordar y quiero ponerme el bikini.

CR: Ya pero influyen muchas cosas desde la actividad física que hace a tu metabolismo a digamos la configuración de una alimentación- En mi opinión, esto en más terreno de los dietistas nutricionistas que te pueden ayudar, cómo te puede ayudar un informático con el ordenador, pues el dietista nutricionista te ayuda con un objetivo concreto, pero yo no puedo lanzar una dieta general para todo el mundo, para perder grasa, porque es imposible.

El contexto de cada persona es diferente y por eso la mayoría de dieta fracasan y más si es de un libro.

P: Bueno, la mayor parte de las dietas fracasan con libro y sin libro. Luego tienen mucho rebote.

CR: Sí, porque falla la adherencia. Es que es lo que la alimentación es algo que te va a acompañar hasta el último día de tu vida.

Entonces, ¿cómo piensas que vas a aguantar tomándote eso o durante cuánto tiempo? Todo esto es un poco macabro… La industria de los ultraprocesados te engorda, te insana en tu cuerpo y la solución que te vende luego la otra industria es estos productos son adelgazantes son productos milagro, batidos…

P: Hay gente con talla grande que come sano.

CR: La obesidad es un factor de riesgo independiente. Por tanto, cualquier persona que tiene la obesidad tiene ese factor de riesgo. Y factor de riesgo significa que es como tener más papeletas para tener una de las enfermedades que llamamos en el libro enfermedad no transmisible como la diabetes tipo dos, algunos tipos de cáncer, la enfermedad cardiovascular, etcétera.

Pero hay otros factores de riesgo como la mala alimentación, o el sedentarismo, o el fumar, o el la contaminación.

A lo mejor solo tienes el factor de riesgo de obesidad pero tienes en tu poder quitarte otros factores de riesgo como, como por ejemplo, llevar una dieta saludable, comer sano.

Y los que están delgados piensan que están libres de no padecer ninguna enfermedad no transmisible. Y no es así, puedes ser delgado y comer fatal, ser sedentario, fumador y tienes más riesgo que esa persona que es obesa y come saludable.

CARLOS RIOS: «LA ESTETICA NO MARCA TU SALUD»

Entonces la estética no marca tu salud, es sólo un factor de riesgo y y yo digo en el libro que gran parte de la población más desatendida son esas personas que genéticamente van a estar siempre delgadas, pero comen fatal porque en mi consulta el noventa por ciento de la gente que venía a cambiar su alimentación venía por estética. Su motor de cambio es no quiero estar gordo.

La obesidad muchas veces puede ser la salvación de muchos, porque ese toque de atención hace que cambies tu alimentación.

Y el tema de las de las analíticas tampoco es representativo de tu salud, porque hay parámetros que no se miden en la analítica y que están ahí cociendo la enfermedad, como por ejemplo el estrés oxidativo, la inflamación, la microbiota…

.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído