La esposa de Don Felipe VI es conocida por apostar en sus «looks» por la moda española y en concreto, por la pequeñas marcas

La Reina Letizia apoya a una firma de ropa en bancarrota

La Reina Letizia apoya a una firma de ropa en bancarrota

Referente de moda internacional. La repercusión que otorga la Reina Letizia a las firmas que lleva es evidente e inigualable: productos agotados y visibilidad internacional en pocas horas. No es la primera vez que la esposa del Rey Felipe VI deja a un lado sus firmas estrella -como Felipe Varela o Carolina Herrera-, que suelen vestirla en grandes eventos, para apostar por marcas nacionales mucho más pequeñas, según recoge ABC y comparte Manuel Trujillo para Periodista Digital.

Con motivo de la entrega de los Reales Despachos en San Javier (Murcia), este pasado jueves, Doña Letizia lució un diseño de la marca barcelonesa Sweet Matitos, formada por el abogado Matías Jaramillo Bossi y el empresario Francesc Maristany Riera, la cual cuenta con muchos puntos de venta internacionales a pesar de ser poco conocida en España. Para la ocasión, la monarca optó por un conjunto compuesto por una blusa drapeada -de Zara- y una falda midi a rayas blancas y azul marina -de la marca anteriormente citada-, las cuales combinó con unos zapatos salones de Carolina Herrera y un bolso de mano de Furla.

Pero no es la primera vez que la Reina recurre a esta firma catalana para sus estilismos. Ya en 2018, durante su viaje a Haití, Doña Letizia estrenó una falda floreada de Sweet Matitos. Con estos dos gestos, la monarca ha querido elegir su estilismo de forma consciente para dar a conocer nuevas firmas, sobre todo aquellas que necesitan «un empujón» como es el caso de esta marca catalana, que actualmente se encuentra viviendo una situación complicada. A pesar del impulso y el reconocimiento que les dio en 2018 la Reina, Vitamina C. Productions, la compañía a la que pertenece Sweet Matitos, ha entrado en concurso de acreedores.

Sweet Matitos nació en 2015, creada por el matrimonio Jaramillo y Maristany, quienes decidieron nombrar así a su marca porque una sobrina les solía llamar Matitos, de Matías y Tito. El negocio tuvo un gran lanzamiento y llegó a presentar sus colecciones en el 080 Barcelona Fashion hasta en dos ocasiones, además de contar con 150 puntos de venta multimarca internacionales. Sin embargo, a pesar de presentarse un futuro tan prometedor para la marca, los problemas llegaron después de no poder asumir el volumen de las devoluciones tras el cierre de uno de sus distribuidores en Europa, tal y como explicaron a la web modaes.es.

 

Autor

Manuel Trujillo

Periodista apasionado por todo lo que le rodea es, informativamente, un todoterreno

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído