La pregunta que se hacen muchos es por qué ha tardado tanto la Reina Letizia en volver a ponerse este vestido que tan bien le sienta.

La Reina de España, a punto de salir hacia Mallorca de vacaciones, finalizó su agenda oficial en el Palacio de la Zarzuela, triunfando por todo lo alto. Y sin aspavientos o alharacas.

Se ha presentado la esposa de Felipe VI con un vestido estampado en zigzag blanco y burdeos, con cuello de pico, sin mangas, con el cuerpo ajustado y la falda por debajo de la rodilla. Además, al llevar pinzas laterales, le da a la tela un vuelo favorecedor.

La Reina Letizia, en su ultima audiencia en Zarzuela antes de irse de vacaciones, con un vestido estampado en zigzag en blanco y burdeos y cuello en pico.

Lo más interesante, en cualquier caso, no es el estampado, sino el ‘reciclado’, porque la Reina lo había estrenado ya en junio de 2018, durante el viaje de los Reyes a Estados Unidos.

Como en aquella ocasión, lo ha lucido con el mismo calzado: unas sandalias de ante de Lodi.

Autor

Carla Calvo

Periodista y Comunicadora Audiovisual por la URJC. Redactora de lifestyle, corazón y eventos en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído