LIFTING JAPONÉS, la nueva tendencia beauty que arrasa sin necesidad de bisturí

Conseguir un rostro perfecto sin necesidad de recurrir a la cirugía es posible con el nuevo método asiático, el lifting japonés

LIFTING JAPONÉS, la nueva tendencia beauty que arrasa sin necesidad de bisturí
Imagen: Archivo Vanidad

Mantener una piel perfecta es un reto que siempre intentamos conseguir, bien sea con cremas antiedad o métodos de cirugía. Lo cierto es que no todo el mundo está dispuesto a enfrentarse al bisturí, así que si eres de esas personas, estás de suerte porque te traemos la solución.

Hablamos del lifting japonés, también conocido como kobido o «antiguo camino de la belleza». Se trata de una terapia premium neuro-sensorial mediante la cual logramos tonificar y tensar los músculos de nuestra piel. Para ello solo se necesita un conjunto de masajes faciales específicos, sin necesidad de entrar en quirófano. Su esencia está basada en el shiatsu, el drenaje linfático y la reflexología facial, que consigue levantar nuestra piel de forma natural. Además, este tratamiento nos aportará luminosidad y juventud a nuestro rostro del modo más relajante. ¿Apetecible verdad?

Para realizar este tratamiento hay que llevar a cabo una serie de pasos. Te explicamos en qué consisten.

Primero y fundamental, analizar la piel. Es necesario determinar las carencias que posees para seleccionar posteriormente el principio activo con el que se va a trabajar. 

En segundo lugar se realiza un desbloqueo a nivel del cuello mediante un masaje sacrocarneal con el fin de liberar la tensión muscular. De este modo se consigue eliminar las contracturas del tejido, y por lo tanto, que penetren mejor los nutrientes. Eliminando impurezas y toxinas, descongestionando el rostro y favoreciendo el flujo sanguíneo.

El siguiente paso es realizar una limpieza en profundidad. Para ello se utiliza una exfoliante que elimine las células muertas. Mediante las maniobras faciales se incrementa la temperatura cutánea consiguiendo así eliminar las bacterias fijadas en la piel. Objetivo que con los limpiadores diarios no conseguimos lograr.

El cuarto paso es aplicar el primer activo específico mediante maniobras faciales. Tras unos minutos se retira el exceso del producto y se aplica la mascarilla. Una vez pasados 10 minutos se realiza un mensaje con el que se elevan los músculos, compuesto por 15 maniobras faciales. 

Para finalizar se retira el exceso de producto y sellamos con una crema de día y serum. 

El nombre que asignamos a este tratamiento es lifting japonés, pero realmente no es un lifting como tal. Su objetivo es conseguir alisar las arrugas, mejorar la densidad y firmeza de la piel y reducir las marcas y manchas que tengamos. 

Para ello es necesario realizar curas de 5 sesiones. En la primera sesión podremos contemplar un resultado inmediato con al aplicar las vitaminas en la piel. Es fundamental realizar el tratamiento una vez por semana, obteniendo un total de cinco. Esto es obligatorio ya que se necesita respetar el ciclo celular de la piel durante 28 días. Dependiendo de la piel y edad del paciente, el tratamiento será personalizado, y con ello los productos para mantenerlo en casa.

Mira cómo la youtuber Vanesa Basanta ya ha disfrutado de este tratamiento, ¡el resultado es fascinante!

Conseguir una mejora ante los signos del envejecimiento es más simple y natural de lo que habías pensado. Si no tienes mejor rostro ya no puedes culpar a tus miedos a las agujas. Con las mejores tradiciones orientales todo es posible y si no mira el cutis de las chicas japonesas, te cuesta adivinar su edad ¿verdad?, pues ahí tienes la solución. 

John Benítez: @iamjohnbenitez

Imagenes: Archivo y Youtube

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído