Aprender a DORMIR BIEN aún es posible. ¡Toma nota!

Hay muchas cosas que no sabemos sobre la importancia de dormir bien, cuántas horas, etc. Si duermes mal, esto te interesa

Aprender a DORMIR BIEN aún es posible. ¡Toma nota!
Dormir en el sofá. EP

La verdad es que por semana solemos dormir bastante poco y no solo por madrugar. Nos solemos echar tarde si no es por una cosa es por otra pero siempre hay algo a pesar de que cada mañana nos prometemos que ese día nos iremos pronto a la cama. Además, una vez nos acostamos, revisamos el móvil, leemos o vemos un capítulo de nuestra serie favorita. Y al final siempre estamos deseando que llegue el fin de semana para dormir más y recuperar horas de sueño pero, ¿las recuperamos realmente?

La respuesta aquí varía, es decir, si hemos dormido muy poco durante la semana, dormir la mañana durante el finde no nos ayudará a recuperar aunque sí que lo hará si solo hemos dormido poco uno o dos días. Varios estudios han resaltado que dormimos mucho menos de lo que deberíamos ya que no le damos al sueño la importancia necesaria porque no solo repara los daños cerebrales y ayuda al correcto funcionamiento del cerebro, también previene el envejecimiento y la aparición de grasa y colesterol, algo que sufre el efecto contrario si no dormimos lo suficiente y alteramos nuestro reloj biológico.

La luz azul

Todos los aparatos eléctricos como el móvil, la tele, la tablet, el ordenador… desprenden luz azul y es algo de lo que estamos más que advertidos por los expertos. Ya que la luz azul altera nuestro reloj biológico y hace que el cuerpo piense que es de nuevo de día, y no de noche como debería pensar. Aunque hoy día no cumplimos lo de levantarnos con la salida del sol y acostarnos con la puesta, sí que deberíamos reducir el consumo de estos aparatos al menos dos horas antes de irnos a dormir.

Aprender a dormir mejor

Nunca es tarde para nada, y menos para aprender a dormir mejor, por eso os damos algunos consejos para incrementar el sueño y la calidad de este.

– No utilices los dispositivos electrónicos al menos dos horas antes de dormir. Apágalos y déjalos fuera de la habitación.

– Controla las horas de sueño los fines de semana. Debe haber un equilibrio entre las horas semanales y las del finde, procura que no sean más de dos horas extra.

– No hagas ejercicio antes de ir a la cama. Lo ideal es que haya tres horas de separación como mínimo entre la actividad física y la hora de dormir.

– Evita todo tipo de ruidos o luces. Intenta que tu cuarto sea lo más silencioso posible y que entre la mínima luz, incluidas las luces de stand by.

– Ojo con las siestas que son muy traicioneras. Nos echamos un poco en el sofá o en la cama y ese ‘poco’ se convierte en toda la tarde, por lo que luego nos costará más aún conciliar el sueño. Procura que tus siestas no sean más de 20 o 30 minutos.

Recuerda que los adultos promedio necesitamos entre siete y nueve horas de sueño diarias para conseguir el efecto reparador y de descanso. Intenta cumplirlo y verás como tu calidad de vida aumentará considerablemente. 

Lucía Pandiella@luciapandiella

Imágenes: archivo y Giphy

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído