NORTH STATE nos presenta su primer disco, un autoreflejo generacional en toda regla

Lejos de acomodarse en fórmulas conocidas, este dúo de hermanos encontró en el giro inesperado, su esencia y en el hecho de crear sin filtros, su mejor sello de identidad. Por eso "Before the Silence" (su primer disco) es más que una carta de presentación...

Imagen: Agencia
Imagen: Agencia Vanidad

Grabado principalmente entre Barcelona y Londres, Before the Silence supone la irrupción definitiva de North State en el panorama musical nacional, en el que ya llevan sonando desde 2017. Nueve temas en los que se entrelazan diferentes estilos y tempos, recorriendo los caminos de la electrónica, el pop y el R&B más potente, eclético y elegante. Así, con esta identidad tan propia, dan a luz melodías inclasificables. Hablamos con la gran apuesta de la nueva ola electrónica (y de la música en general).

Ver esta publicación en Instagram

MADRIZZZ 15/6 @festival.paraiso único concierto 2019 en Mad

Una publicación compartida de North State (@northstate_) el 24 May, 2019 a las 4:08 PDT

¿Cómo es vuestra relación como hermanos?

Es muy buena, con Pau ni hablamos muchas veces. Normalmente ya sabemos qué piensa o siente el otro, por eso solemos dejarnos nuestro espacio. No nos apretamos. Lo mejor de todo es que venimos del mismo sitio, con los mismos valores, así que no tenemos problemas en cuanto a faltas de respeto y de educación. Pero lo malo es que, cuando nos enfadamos o estamos cansados o estresados, también somos hermanos y bueno… no hay mucha piedad que digamos (risas).

Vuestra propuesta musical ha sido un soplo de aire fresco para la industria. ¿Qué parte de innovación y de autenticidad tiene vuestro proyecto para diferenciarse de los demás?

Muchas gracias, ¡qué bonito lo que nos dices!… Bueno, eso no se puede medir o comparar. Lo que sí podemos decir es que nosotros, lo único que vinimos a hacer, es a expresarnos honestamente, a crear sin filtros y no nos planteamos nada. No miramos hacia fuera, ni nos comparamos, ni anhelamos ser otra cosa que no sea nosotros mismos. Por lo que veo, eso lo notáis y os llega mucho a algunos. También te lo digo que no sé qué hacen los demás…

¿Qué proceso creativo seguís? ¿En qué fase interviene cada uno de vosotros?

En general somos una banda bastante individualista. No somos de quedar y crear, como creemos que todo el mundo piensa (risas). En realidad nunca lo hemos sido. A parte, siempre hemos estado viviendo en diferentes ciudades y eso también condiciona el proceso creativo. Eso sí, somos de mandarnos absolutamente todo sin que nos importe ni el momento, ni el lugar. Nos gusta tener espacio y tiempo para hacer cada uno lo suyo. De hecho, si te fijas, en nuestros temas, Pau habla de una cosa y yo hablo de otra pero parece que ambos estemos hablando de lo mismo. No sabemos por qué, quizás porque tenemos unos códigos similares por el hecho de ser hermanos…

Normalmente, o yo suelto una idea, la seguimos y la desarrollamos o, como ocurre normalmente, Pau presenta una base y a partir de ahí, yo hago la mía. Poco a poco, a medida que hacemos las capas vocales, vamos acabando el tema, la producción y demás. Así hasta conseguir lo que es el tema final.

¿Cómo habéis evolucionado desde vuestro primer directo?

La verdad ha sido que empezamos de 0 a 1000 sin saber casi ni tocar los instrumentos electrónicos, nivel que la mitad de los técnicos de España corroborarán que nos fallaba todo y sos mil (risas). Podríamos decir que hemos ido partido a partido.

¿Cómo veis a la nueva generación de artistas emergentes? ¿Y a los nuevos consumidores?

Personalmente, es la primera vez en muchos años que escuchamos música de aquí. Esperamos que eso responda a tu pregunta. En cuanto a los nuevos consumidores, no compartimos mucho esta tendencia express de mirar solo la cover de las cosas. Nos gusta el contenido. Necesitamos aferrarnos a él para sobrevivir a esta vorágine visual, muchas veces vacía…

¿Pensáis que la industria musical todavía peca de tener ciertos prejuicios?

Todo lo que se haga con fines únicamente monetarios, estará siempre condicionado por varios factores que afectarán al arte, al artista y al consumidor.

En alguna entrevista habéis dicho que no tenéis miedo a experimentar con otros estilos en un futuro. Ahora mismo, ¿cómo definiríais vuestra propuesta musical?, ¿ha cambiado mucho desde I Know You?

Hemos ido creciendo y evolucionado. Sonoramente, no nos ha dado miedo experimentar y explorar, a pesar de la expectativa que teníamos a raíz del año pasado cuando la mayoría tenían el ojo puesto en nosotros. Creemos que hemos hecho un disco diferente, con una continuidad sonora y a nivel de dinámicas, similar a lo que ya habíamos sacado pero con muchos más matices, tanto a nivel vocal (donde hemos dicho mucho más), como a nivel sonoro.

Todo vuestro proyecto en general tiene una faceta muy artística. ¿Qué es para vosotros el arte?

Para nosotros es una necesidad y una manera de vivir. Si no lo hiciéramos, nos explotaría algo dentro. No iríamos bien (risas). El arte nos nutre y nos balancea. Para nosotros, es un canal enorme donde filtramos todo lo que nos pasa y donde plasmamos nuestro universo.

 

Es fácil observar que la moda ocupa una parte importante en North State. ¿Qué es lo que más os gusta de ella?

La moda es otra manera más de expresarnos paralelamente con la música. El poder crear jugando con ella es lo que más nos atrae. Los colores, las texturas, la vida de la ropa… Para nosotros, cada prenda tiene un valor.

¿Por qué el amor siempre está tan presente en vuestras canciones?

El amor nos genera infinitas emociones. Es un espejo enorme de nuestros miedos e inseguridades, anhelos, cagadas y felicidad.

¿Qué parte de realidad y de experiencia personal tienen vuestros temas?

Lo que nos pase a nosotros te va a pasar a ti (y viceversa).

¿Hasta que punto es importante tener el apoyo de una discográfica actualmente?. ¿Qué significa para vosotros estar con Club Ruido?

Creemos que no es necesaria ninguna discográfica, pero si te dedicas solo a crear sí… y ni eso. Es lo que menos haces al final. En nuestro caso, Club Ruido nos acogió desde el minuto 0, y eso pasa muy pocas veces. Nos han apoyado, cuidado y ayudado a que esté todo en orden. Nos han puesto a tocar en sitios inimaginables para un primer año de cualquier banda. ¡Eternamente agradecidos con Álvaro y Miguel!.

¿Cómo ha sido grabar Before the Silence? ¿Qué mensaje queréis transmitir con el disco?

En este disco hablamos bastante de no encajar o no terminar de entender un 2019 donde todo parece ser superficial y fugaz, donde la intimidad entre las personas se ha desvirtualizado y la identidad parece ser solo visual. También habla de nuestras inseguridades y nuestros miedos.

¿Cuál es vuestro tema favorito del disco?

Sin duda PC Age. Es un autoreflejo generacional que explica cómo se ha malentendido la intimidad entre personas y cómo puede llegar a ser muy dura cuando por fin es real. Además, disfrutamos muchísimo grabándolo.

¿Algún otro proyecto que queráis avanzarnos? Covers, colaboraciones…

Solo podemos decirte que se están gestando varios cambios. Haznos la misma pregunta dentro de unos meses y seguro que te podremos decir más (risas).

Ver esta publicación en Instagram

MAÑANA BEFORE THE SILENCE Inner, Crowns, PC Age, We a War, Chimes, Sahara, C F Y, Dizzy, Say It……..

Una publicación compartida de North State (@northstate_) el 13 Jun, 2019 a las 1:29 PDT

¿Qué importancia tienen para vosotros las redes sociales?, ¿cómo las utilizáis?

Las utilizamos como canal para hacer llegar nuestra música a la gente que nos sigue pero aunque parezca raro, si fuera por nosotros, ni las tendríamos.

¿Qué estrategia tenéis en mente para seguir creciendo como hasta ahora?

Hacer más música. No pensamos en otra cosa.

¿Algo que queráis decirnos y que no os hayamos preguntado?

Pues que ojalá que os llegue el disco. ¡Nos vemos pronto!

 

Anna Alarcón: @_annalarcon

Imágenes: Cedidas por ChaCha Comunicacón, Festival Paraíso e Instagram

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido