EJERCICIOS para ponerte en forma mientras estás en la oficina

Se acabó la falta de tiempo y las excusas para ir al gym y es que, con estos ejercicios podrás ponerte en forma incluso en el trabajo. ¿No nos crees? Sigue leyendo...

Imagen: Instagram @mensandbeauty
Imagen: Instagram @mensandbeauty Vanidad

Si eres de esas que comienza su jornada laboral a primera hora de la mañana y llega a casa por la noche sin tiempo para nada y agotada, seguro que piensas que no tienes tiempo para ponerte en forma. Pues todo eso son excusas y es que que hay diversas formas de ejercitar nuestro cuerpo sin necesidad de ir al gimnasio ni salir de casa… Te revelamos los ejercicios clave para que te pongas en forma… ¡desde la oficina!.

Escaleras

Olvídate de subir por el ascensor. A no ser que tengas una causa mayor, aprovecha las escaleras para ejercitar las piernas y los glúteos. Realiza 5 repeticiones y además de ejercitar tus músculos, evitarás enfermedades cardiovasculares y pulmonares haciendo que el el sistema respiratorio mejore notablemente. 

Utiliza la silla

Si tu trabajo está ligado con estar sentado mucho rato, puedes aprovechar y trabajar glúteos de forma muy sencilla. Sentados, y manteniendo la espalda recta, podemos endurecer a intervalos los glúteos y así lograr mantenerlos duros mientras estamos sentados. Al mismo tiempo endurecerás los abdominales… ¡prometido!.

Levanta los hombros

Una de las zonas más cargadas de nuestro cuerpo son los hombros y es que toda la tensión y peso se acumulan en esa zona, causando contracturas y lesiones perjudiciales para nuestra salud. De vez en cuando, eleva los hombros reiteradas veces lo más alto que puedas para liberar ese peso y rota la cabeza en círculos para descargar las vértebras cercanas a esta zona. Con esto no conseguirás unos brazos tonificados pero sí una liberación de lo más necesaria. 

Ejercicios hipopresivos

La tripa es una de las zonas que más nos suele preocupar y es que, ¿quién no quiere tener un vientre plano?. Para eso los hipopresivos son buenísimos. Sentados en la silla de la oficina y con espalda recta, realiza respiraciones profundas encogiendo la barriga lo máximo posible lo que hará que se fortalezcan los abdominales y el tronco, reduciendo la grasa acumulada y acelerando además nuestro metabolismo. 

Camina durante las llamadas 

Nuestros teléfonos se llaman móvil por algo y es que son una forma innata de hacer ejercicio: cuando recibas una llamada o tengas que hacerla, camina por la oficina o espacio que tengas disponible para moverte y así activar el sistema circulatorio, además de ejercitar piernas. Si por el contrario, utilizas teléfono fijo, mientras estás sentado, levanta y baja las piernas a un ángulo de 90º para fortalecer los gemelos y los glúteos sin ni siquiera levantarte de tu sitio. ¿A que no habías caído en eso?

Aprovecha la hora del café

Durante tus descansos, también puedes aprovechar para hacer estiramientos. Mientras bebes, apoya la espalda en la pared con las piernas separadas para estirar el tronco y cuando termines, pon los pies de puntillas y así lograrás estirar las falanges evitando enfermedades como la artrosis. 

Sentadillas 

Cuando vayas a coger algo del suelo o un objeto muy pesado, aprovecha para hacer una sentadilla de forma correcta, haciendo varias repeticiones. De esta forma, fortalecerás tanto brazos y piernas como tronco. Incluso potenciarás tu capacidad de resistencia y fuerza. 

Apunta todos estos ejercicios y ya verás como, sin salir de la oficina, vuelves a estar en forma.

 

Vanesa Soto: @vanesasotog30

Imágenes: Giphy

 

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído