5 (pequeñas) acciones que puedes hacer TÚ para ayudar a combatir la CRISIS CLIMÁTICA

¿A qué esperas para aportar tu granito de arena? Todo suma.

Imagen: Instagram @carlotabruna x @aranmartinezsolana
Imagen: Instagram @carlotabruna x @aranmartinezsolana Vanidad

Que nos estamos ‘cargando’ el planeta es a día de hoy una realidad. Según expertos de la ONU, nos quedan 10 años para evitar que el cambio climático sea irreversible y, en consecuencia, evitar una catástrofe global.

Los glaciares se están derritiendo a un ritmo acelerado, el nivel del mar ha aumentado durante los últimos 20 años aproximadamente el doble que en los 80 años anteriores, las diferencias entre las estaciones del año se están diluyendo y centenares de especies están en peligro de extinción por los efectos del cambio climático…

Ante este panorama poco esperanzador, te contamos qué puedes hacer tú al respecto. Porque a menudo, por no poder hacer todo, no hacemos nada. Y lo cierto es que por poco que hagamos, ya estaremos haciendo mucho. Todo suma y si todos ponemos de nuestra parte, quizá logremos revertir esta emergencia climática en los próximos años.

Como punto de partida, nos hemos fijado en cuáles son las industrias más contaminantes y, por lo tanto, las principales causantes de esta crisis ambiental: el petróleo, la moda y la ganadería industrial.

Por ello, hemos preparado una check-list de pequeñas acciones diarias con las que tú puedes contribuir a salvar el planeta. Al fin y al cabo, está en nuestras manos. 

Reduce al máximo el uso de plásticos

Ya sabes que tarda miles de años en descomponerse, así que cuestiona todo aquello que lleva plástico, empezando por tu cepillo de dientes. ¿Aún no te has hecho con uno ecológico de bambú? Cuando hagas la compra, lleva tus propias bolsas de ropa de casa, utiliza tuppers de vidrio, botellas de agua reutilizables de materiales alternativos, compra a granel para evitar usar tantos envases y ve a supermercados que lleven a cabo iniciativas sostenibles. 

Compra de forma consciente y responsable

Reducir el consumo en general tiene un gran impacto sobre el planeta. Especialmente en el ámbito de la moda, es una de las mayores contribuciones que podemos hacer. Seamos realistas, no necesitamos la mitad de cosas de las que nos encaprichamos.

Compra de segunda mano 

Reutiliza las prendas (y todo en general) al máximo posible y recicla todo aquello a lo que no le puedas dar más uso.

Apuesta por marcas sostenibles

Actualmente, son muchas las firmas que ya han decidido utilizar materiales reutilizables y ecológicos y que se preocupen por alcanzar el residuo cero en la producción. Decántate por empresas que aplican una economía circular, es decir, donde todo su proceso productivo desde la concepción y el diseño de las prendas (o el producto en cuestión) hasta la distribución y comercialización de las mismas tenga en cuenta cada etapa de la vida de esa pieza, así como qué pasará con ésta cuando llegue al fin de su vida útil.

Reduce significativamente el consumo de carne

Prueba a comer vegano un día a la semana (movimiento conocido como el Meatless Monday en Estados Unidos) o incorpora a tu dieta alternativas a la carne como tofu, seitán, tempeh o cualquier tipo de legumbre. Si haces cuentas, al final de un mes habrás contribuido a que más de una decena de animales no sean empleados para la alimentación y a reducir el cultivo necesario para sustentar al ganado y sus efectos negativos (elevado consumo de agua, emisión de gases y un largo etcétera).

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 

Bocadillo de setas . Cansada de que para el comercio promedio los bocadillos vegetales sean a base de atún, mayonesa, pollo o huevo, llevo años creando para mi misma unos cuantos bocadillos espectaculares que rompen todos los prejuicios 🏻. . Este es un bocadillo de tomate, aguacate, rúcula y setas ostra que rompe las leyes de la gravedad. Como base lleva una salsa de setas . . Pero hay muchas más grandes ideas para hacer bocadillos vegetales de verdad. Solo es cuestión de ser creativo. . Porque los bocadillos vegetales no son un puñado de hojas de lechuga mal lavadas, ni mucho menos atún, mayonesa, huevo o pollo. No necesitamos meter a los animales en nuestra dieta para comer auténticas maravillas. . La receta de esta maravilla la tenéis en mi eBook “Delicias veganas TAKE AWAY”, a la venta en mi web link en bio.

Una publicación compartida de Jenny Rodríguez (@soyvegana_jenny) el 25 Sep, 2019 a las 6:31 PDT

Sabemos que todo esto es tan solo un inicio pero, con estos primeros pasos, estarás ayudando a combatir la crisis climática con tus actos, siendo una buena influencia en tu entorno. Pruébalo, inténtalo, todo cuenta. 

Carla Tomillo: @carlatomillo

Imágenes: Instagram 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído