Ejercicios faciales que debes incluir en tu rutina de GYM FACE sí o sí

Si eres amante del deporte, seguro que tienes tablas de ejercicios para tonificar todas las partes del cuerpo pero, estamos seguras de que se te olvida una... ¡La cara!

Imagen: Giphy
Imagen: Giphy Vanidad

Sí, realizar ejercicio físico es primordial para llevar un estilo de vida saludable y poner en forma nuestro cuerpo pero, a pesar de que entrenamos todas nuestras extremidades y músculos, pocas veces nos paramos a pensar en nuestro rostro. ¿Sabías que la flacidez o las arrugas puedes disimularse incluso prevenirse con el gym face? Toma nota de estos ejercicios y realízalos a diario. No cuestan nada y nos lo acabarás agradeciendo… Eso sí, sé constante (que nos conocemos):

Pómulos

Con el paso de los años, esta zona pierde firmeza y no tiene la misma forma de la habitual… Para ejercitar esta zona, un ejercicio infalible es hinchar las mejillas al máximo durante 8 segundos dándole pequeños golpecitos con las yemas de los dedos y soltando el aire después, torciendo los labios de un lado entre una repetición y otra. Con esto conseguiremos que los pómulos se tersen y las mejillas reduzcan la probabilidad de aparición de arrugas. ¿Fácil, verdad?

Frente 

Esta zona es una de las más afectadas por las temidas arrugas o líneas de expresión, principalmente causadas por fruncir el ceño e incluso por reír mucho. Pero a la vez, la frente es una de las partes de nuestro rostro que más mejora con el ejercicio y un truco infalible para ello es colocar las manos, estirando la piel hacia fuera, repetidas veces. Descansa 15 segundos y vuelve a repetir para tonificar la zona aún más.

Papada 

Otra de las zonas que más nos preocupa es el cuello, y más concretamente la papada. Pues esto se ha acabado. El ejercicio definitivo para evitar la flacidez de esta zona es sin duda este: colócate sentada con la espalda recta, levanta la cabeza estirando el cuello y mueve la boca como si estuvieras masticando durante varias repeticiones, descansando entre unas y otras. Esto ayudará a que tu cuello se mantenga firme siempre. Eso sí, un consejito: cuando realices esta rutina, hazlo bien colocada, si no puedes dañar tus vértebras y tu mandíbula.

Ojos y cejas 

Ya sea por temas genéticos o por realizar trabajos muy cansados, nuestra mirada tiene tendencia a sufrir por caída de los párpados o cejas, dando la impresión de que tenemos una expresión triste. Para evitar y reducir este efecto, coloca tus dedos sobre las cejas, apuntando hacia arriba y parpadea varias veces haciendo repeticiones. Con esto trabajarás los músculos de la zona reafirmándolos y ayudando a que tu mirada parezca mucho más alegre.

Boca

Alrededor de nuestros labios también suelen aparecer líneas de expresión, reflejando más edad de la que tenemos… Y como no queremos eso, es fundamental ejercitar esta zona. La mejor tabla de ejercicios es: primero abre la boca exageradamente, haciendo 10 repeticiones, seguidamente, pronuncia todas las vocales con la boca muy abierta el mismo número de veces, intercalándolo con un descanso de 10 segundos. ¡Súper eficaz!

Toma nota de todos esos ejercicios y luce un rostro perfecto sin necesidad de productos ni retoques estéticos… ¿No es lo más?

Vanesa Soto: @vanesasotog30

Imágenes: Giphy

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído