ALIÑOS originales para ENSALADAS con los que te chuparás los dedos

Casi en la mayoría de los casos, las salsas son las que aportan ese toque delicioso a la comida que tomamos... En ese caso veamos lo que ocurre con los aliños de ensaladas:

Imagen: archivo
Imagen: archivo Vanidad

Las salsas le dan ese toque de sabor a la vida y es que prácticamente cualquier plato es salvable con una buena salsa. En este caso hablaremos de ensaladas. Si estás cansada de la monótona ensalada simple que te haces siempre, en Vanidad te damos unas cuántas ideas para hacer de lo tradicional, algo diferente. Te aseguramos que con estos trucos te harás adicto a las ensaladas.

1. Mantequilla de cacahuete y nueces

Empezamos con consistencia. Esta salsa es, sobre todo, para esas ensaladas simples que llevan más bien poquitas cosas y hay que animarlas de alguna manera. Aunque solo sean cuatro hojas de lechuga, con este aliño te las comerás relamiéndote. Se necesita una cucharada de mantequilla de cacahuete, 5 nueces peladas, dos cucharadas de agua y zumo de limón al gusto, puedes triturarlo todo para que quede una textura densa o si no, mezclar todo en un cuenco con una cuchara.

El punto de espesor dependerá de ti. Rocía la ensalada con la mezcla y ¡listo! Además podrás usar este mismo aderezo para arroces y pollo.

2. Vinagreta de mango

Si quieres un sabor vibrante y refrescante en tu ensalada, este es tu condimento perfecto. La receta que te vamos a enseñar tiene varios ingredientes pero puedes añadir otros que creas que van bien o quitar el que menos te guste: 1 mango, dos cucharadas de zumo de limón y lo mismo de naranja, dos cucharadas de miel, un diente de ajo y pimienta molida al gusto.

Mete todo a la trituradora hasta que quede con una textura de puré, añade un poco de aceite de oliva y sal y listo para ensaladas o carnes.

3. Salsa de Aloe Vera

Los ingredientes que necesitarás para esta salsa cargada de propiedades son: una taza de cilantro picadito, un diente de ajo, zumo de lima para aportar acidez, una taza de aloe vera, dos tomates frescos picados y dos calabacines troceados. De nuevo, todo a la batidora y listo. Una salsa con cuerpo y cierto aspecto de gazpacho con la que no podrás parar de comer ¡ñaaam!

Úsala en ensaladas simples, o mezcladas con pollo ya que la mayor carga de verduras, la llevas en la salsa. También puedes usar la mezcla como moje con nachos.

4. Salsa de fruta de la pasión

Este condimento es muy sencillo de elaborar y tiene un sabor exquisito. Compra cuatro frutas de la pasión, ábrelas y echa su pulpa en un cazo, añádele agua, cuatro cucharadas de azúcar y un chorrito de vinagre balsámico. Remueve a fuego lento hasta que se vaya creando el almíbar de maracuya y finalmente, añade perejil y pimienta y déjala enfriar en el frigorífico.

Añade esta delicia a cualquier ensalada que te prepares.

5. Aliño a base de aceitunas

Si eres amante de las aceitunas, este es tu condimento perfecto. Pica doce aceitunas rellenas de anchoa y otra docena de aceitunas negras, haz lo mismo con un diente de ajo y ten el orégano a mano.

Ya tienes los aliños más deliciosos para hacer de tus platos, recetas de rechupete.

Raquel Sanz: @raquel_sanz_8

Imágenes: archivo

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído