Cómo seguir la tendencia crimped hair sin morir en el intento

Si tienes recuerdos de finales de la década de los 80 y principios de los 90 puede que el crimped hair siga todavía latiendo en tu memoria...

Imagen: Instagram @kendalljenner
Imagen: Instagram @kendalljenner Vanidad

Unas lo aman, otras lo odian, pero sin duda, al elegir este tipo de peinado es hacer una declaración de intenciones… ¡Adiós a la naturalidad!

Podríamos decir que entonces, en las décadas del exceso, el pelo trabajado mediante tenacillas especiales en zigzag hablaban de volumen, laca y rizos agresivos. Algo así como la antítesis de las actualmente omnipresentes ondas surferas, suaves y brillantes, a lo Gisele Bündchen.

En la moda se dice que todo vuelve así que, ¿por qué no debería el crimped hair si funcionó hace años? Efectivamente la tendencia se ha visto reinando en las cabelleras de Beyoncé o Kendall Jenner, además de en las propuestas de pasarela de las últimas temporadas. Sin embargo, el enfoque actual es algo más relejado e integral, sirviendo como base para crear colas de caballo con un toque diferente o recogidos parciales con volumen posterior. Ya no hace falta machacar el cabello para conseguir el look y con estas herramientas que te presentamos a continuación demostramos cómo hacerlo sin (que tu melena) muera en el intento.

Babyliss The Crimper

Babyliss ha revolucionado recientemente el mercado de los stylers con una plancha sin cables que promete facilitar la vida moderna. Pero en este caso, en el que buscamos un resultado más retro, debemos abandonar las innovaciones para apostar por un clásico como The Crimper. Sus placas cerámicas de turmalina llegan hasta los 210 grados centígrados en 30 segundos, por lo que permite ser usada de inmediato. ¿Lo mejor? Sus extremos se mantienen fríos, independientemente del modo de temperatura elegido (hay hasta diez), así que no hay oportunidad de quemarse por agarrar por donde no se debe.

GHD Contour

Un look del que no hemos hablado es el cabello texturizado a partir del trabajo en zigzag, tal y como vimos en el desfile de Stella McCartney. La propuesta estaba basada en una coleta baja con mechones crimped, aunque cepillados. Si tu melena adolece de volumen y no te importa perder algo de brillo, puede ser una gran opción para replicar un efecto leonino. Para ello esta herramienta cerámica de GHD te puede ser de gran ayuda a la hora de aportar profundidad a tus peinados. Además de su garantía de tres años, incluye un modo de inactividad pasados 30 minutos, a prueba de olvidadizos.

Bed Head Little Tease

La firma Bed Head cuenta con una atrevida y colorida línea capilar profesional, que ya ha atraído a algunas de los centros más descarados de España. Aunque sea difícil de encontrar de manera física, siempre nos quedará el comercio online para hacerte con esta pequeña plancha específica para conseguir el resultado crimped. Volumen y textura son conseguidos a través de la aplicación de su tecnología de cerámica turmalina. Compacta y práctica, puede que ya la hayas visto en el kit de algún peluquero profesional y no nos extraña, su cable especial anti-enredos y su enfriamiento inmediato la convierten en una apuesta infalible.

Revlon Perfect Heat Jumbo

Si vamos al exceso, que sea a lo grande. Revlon presenta un styler con tres barras que, en conjunto, consiguen crear ondas apretadas extra-grandes. Un resultado igualmente “artificial” pero a medio camino entre los 80 y los 2000 que podríamos definir como un crimped hair musculado al máximo. Además, puedes utilizarlo para conseguir ondas más delicadas si una vez aplicado cepillas el pelo vigorosamente para deshacer la forma.

Pero, ¿y si no quieres invertir en una herramienta ad hoc? ¿Debes renunciar al crimped hair? No, rotundamente. La estilista del centro madrileño homónimo, Diana Daureo nos desvela una técnica perfecta para conseguir un efecto similar sin calor. “Para un look más fluido y relajado, estilo Kendall Jenner, se debe aplicar un sérum texturizador sobre el cabello humedecido y hacer unas 10-15 trenzas que recojan todo el cabello. Duerme con ellas y suelta a la mañana siguiente. Finaliza con un toque de laca para un resultado más duradero”. ¡Ya lo tienes!

Berta Almagro: @bertalmagro

Imágenes: Cortesía de las marcas y Giphy

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído