Agentes Chavistas se infiltran en Perú

Agentes Chavistas se infiltran en Perú

(Paul Monzón).-Tras las pasadas elecciones generales en Perú en las que salió elegido Alan García, el batacazo electoral no fue para la derecha peruana, sino para el candidato «preferido» por el «Gorila Rojo» (Hugo Chávez) que no es otro que el nacionalista Ollanta Humala. El sueño del gorila bolivariano era crear un eje conformado por sus discípulos Evo Morales (Bolivia), Rafael Correa (Ecuador) y el octogenario dictador cubano Castro. Pero la cosa le salió «rana». Desde entonces ya no hace proselitismo descarado y abierto en los países limítrofes y en aquellos que pretende incursionar a su gusto. Ahora la estrategia es establecer «Casas de ALBA», reductos de proselitismo y adoctrinamiento para futuros adeptos del retrógado chavismo y como elemento de desestabilización de un país. Y como quien no quiere la cosa ya las ha consumado en Perú.

Según publica el Diario peruano «La República» el gobierno peruano está investigando y ha lanzado una ofensiva contra estos reductos del chavismno en el país andino.

Por: María Elena Hidalgo y Doris Aguirre. Unidad de Investigación. La República-Perú

El gobierno y el Congreso han lanzado una ofensiva contra las Casas del Alba y la Coordinadora Continental Bolivariana, grupos a los que vinculan con terroristas y acusan de ser vehículos de penetración ideológica y política del «chavismo». Y no son pocos los que señalan a la diplomática venezolana Virly Torres como la mentora de ambas organizaciones. ¿Hay algo de verdad en esto o se trata de puro macartismo?

La primera secretaria de la embajada de Venezuela, Virly del Carmen Torres Curvelo, de 46 años, diplomática destacada en Lima desde 2004, está bajo la sospecha de la policía antiterrorista y del Ministerio del Interior. No solo ha sido identificada como presunta promotora de las actividades de las llamadas Casas del Alba (CCA), sino también de la Coordinadora Continental Bolivariana (CCB), dos organizaciones constituidas bajo la inspiración ideológica y política del «chavismo». Pero Virly del Carmen Torres Curvelo no da la cara. En su lugar lo hace el embajador venezolano, el vicealmirante Armando Laguna Laguna. A pesar de su notoria presencia en actuaciones de las CCA, y su presumible vínculo con la CCB, Torres no está autorizada a decir una sola palabra a la prensa.

El embajador Laguna explicó que las Casas del Alba son una creación de los peruanos para demostrar su cariño a Venezuela y Hugo Chávez, que la Coordinadora Continental Bolivariana no es nada más que un colectivo que busca convertir a América Latina en una patria grande y que las FARC de ninguna manera son una agrupación terrorista.

«Efectivamente, las CCA no son más que casas de la amistad con Venezuela creadas por los peruanos. Las CCA no forman parte de ningún proyecto del gobierno venezolano. El proyecto ideológico venezolano sólo está en Venezuela», alegó: «Las CCA no existen en Venezuela. En Venezuela no hay casas de la amistad Venezuela-Perú. Y en el caso de la Coordinadora Continental Bolivariana, se trata de grupos sociales que quieren completar la tarea que inició Simón Bolívar de unir a los pueblos de América. Y, es verdad, Venezuela no considera a las FARC un grupo terrorista sino una organización insurgente. El que hablemos de las FARC no quiere decir que seamos de las FARC».La visión de las autoridades peruanas es completamente distinta en este punto.

UNA CON OTRA

«La Procuraduría maneja información de inteligencia según la cual Virly Torres financió el viaje y la estadía en Venezuela de los jóvenes Giancarlo Trinidad Abarca y Guillermo Bermejo Rojas», explicó el procurador para casos de terrorismo del Ministerio del Interior, Julio Galindo Vásquez: «Sin embargo, la venezolana Torres no ha sido investigada como corresponde debido a su condición de diplomática extranjera», añadió.

La Dircote arrestó a Guillermo Bermejo, Giancarlo Trinidad y Omar Paredes, atribuyéndoles una conspiración para perpetrar un atentado contra la residencia de la embajada de EEUU. Durante las pesquisas policiales, se encontró en la casa de Paredes una agenda, de propiedad de Trinidad, en la que estaban consignados los nombres, teléfonos y dirección electrónica de Virly del Carmen Torres Curvelo.También se halló una credencial a nombre de Giancarlo Trinidad suscrita por la congresista cocalera Nancy Obregón Peralta y un recibo por 2 mil 500 soles que le entregó la legisladora, quien mantiene conexiones con Virly Torres. «Se sospecha la vinculación de Torres con los jóvenes del movimiento ‘Todas las Voces’, que integra la Coordinadora Continental Bolivariana, una organización en la que se encuentran ex miembros de grupos terroristas», afirmó el procurador Galindo.

Un informe de la Dircote señala que entre los organizadores de la CCB se encuentran Roque Gonzales La Rosa, Damaris Velasco Huiza y Yanire Bautista Saavedra, quienes pertenecieron al MRTA y como tales purgaron prisión.

También indica el documento que la CCB la conforman el «Colectivo Socialista Tus Muros Caerán», entre cuyos integrantes se encuentra Aníbal Apari Sánchez, esposo de la «tupacamarista» norteamericana Lori Berenson Mejía; el «Colectivo Micaela Bastidas», integrado entre otros por Eddy Rojas Fernández, hermano de Rolly Rojas, que tomó la residencia del embajador japonés Morihisa Aoki; y la «Agrupación Integración Barrial de Villa El Salvador y San Juan de Miraflores», encabezado por Teófilo Apari Cuba, suegro de la Berenson.

Para la Dircote, por lo tanto, hay un vínculo entre la venezolana Virly Torres y la CCB, que acoge a personas que tuvieron relación con el MRTA, una organización emparentada con las FARC. Las FARC son un componente de la CCB. «En consecuencia, estamos hablando de relaciones con el terrorismo», señaló el procurador Galindo.

Además, recientemente Roque Gonzales y Damaris Velasco fueron detenidos por la Dircote en Aguas Verdes, luego de asistir al Segundo Congreso de la CCB en Quito, donde hubo presencia de las FARC. A los dos, un juez les ha imputado mantener relaciones y cooperación con una agrupación terrorista extranjera.

En el caso de Giancarlo Trinidad y Guillermo Bermejo, el juez Omar Pimentel ordenó archivar la acusación que formuló contra ellos el fiscal antiterrorista José Chinchay Castillo. Sin embargo, Chinchay y el procurador Julio Galindo han apelado la resolución del magistrado. «Existen indicios razonables de las actividades terroristas de ambas personas», señaló el fiscal Chinchay: «Por eso apelamos, porque hay evidencias». Esto quiere decir que eventualmente en el proceso judicial resuene otra vez el nombre de la venezolana Virly del Carmen Torres Curvelo, quien habría financiado el viaje de Trinidad y Bermejo a Venezuela.

Durante los interrogatorios de la Dircote, Giancarlo Trinidad reconoció que una persona de la embajada de Venezuela en Lima le pagó los pasajes y la estadía en el país llanero, pero repetía que no se acordaba su nombre.

ESAS AMISTADES

«Nosotros no financiamos a nadie, ni a las Casas del Alba ni a la Coordinadora Continental Bolivariana», respondió el embajador Laguna.

«¿Y qué relación tiene Virly Torres con los integrantes de ‘Todas las voces’?», le preguntamos. «No los conocemos. La señora Virly Torres tampoco los conoce. No sabemos de dónde viene esa información», contestó: «Se pueden decir muchas cosas, pero nosotros no sabemos quiénes son. No me preocupa la investigación que haga la policía porque estamos seguros y convencidos de que no apoyamos política ni financieramente a esa organización. Lo que sí solicito es que concluyan las investigaciones porque ya tenemos siete meses y ninguna investigación puede durar tanto tiempo. Por eso sería bueno que se concluyan las investigaciones y que arroje los resultados que tengan que arrojar».

Sin embargo, a las indagaciones de la policía antiterrorista y del Ministerio del Interior se ha sumado la decisión del Congreso de constituir una comisión investigadora sobre las Casas del Alba. Virly Flores ha sido fotografiada en varias ocasiones en reuniones de dicha organización. Y mantiene vínculos con el presidente de la región Puno, Hernán Fuentes, uno de los promotores del «chavismo» en el país.

«Yo autoricé a Virly Flores a representarme en distintas actividades culturales y sociales. Donde me invitan yo la mando a ella», arguyó el embajador Laguna al ser preguntado sobre la presencia de la diplomática venezolana en actuaciones de las Casas del Alba.

A las autoridades que investigan a Virly Torres también les llama la atención que los integrantes del colectivo «Todas las Voces» (a cuyos integrantes Guillermo Bermejo y Giancarlo Trinidad les pagó los pasajes a Venezuela) también hayan tenido relaciones con la congresista nacionalista Nancy Obregón. La legisladora aceptó ante la Dircote que le entregó a Giancarlo Trinidad 2 mil 500 soles para filmar un documental sobre la «lucha de los campesinos cocaleros». Trinidad luego proyectaría la película en su viaje a Venezuela, como lo señaló la propia Obregón.

«Ese documental lo pagué yo con mi dinero», aceptó Obregón: «Es un documental para que Latinoamérica entienda que en el Perú hay gobiernos genocidas. En ese documental se mostraban todas las violaciones de los derechos humanos que la prensa, como ustedes, nunca sacaron. Y, es verdad, también se proyectó en Venezuela y en Estados Unidos».

Obregón criticó que el gobierno se obsesione con la presencia «chavista» en Perú, no obstante que sus colegas de bancada apoyaron con su voto la conformación de una comisión investigadora en el Congreso. Ella se ausentó. «Ahora para la prensa hablar de Venezuela es como hablar del diablo», dijo.

El embajador Laguna considera que es inútil investigar a Virly Torres «porque no hay nada, no hay vínculos». Sin embargo, para el procurador antiterrorista Julio Galindo seguir la ruta del dinero que recibieron Guillermo Bermejo y Giancarlo Trinidad es un camino seguro para dar con Virly Torres, la agente del «chavismo» en el Perú.

DE BURÓCRATA A DIPLOMÁTICA

Nacida el 17 de diciembre de 1961, antes de ser incorporada en el servicio diplomático Virly del Carmen Torres Curvelo trabajó como funcionaria en el Ministerio del Deporte. Luego cumplió funciones en la embajada de su país en Panamá.

En 2007, al retirarse el embajador venezolano, lo reemplazó en el cargo como encargada. No es una diplomática de carrera. «Tampoco lo es la agregada de prensa y menos yo», explicó el embajador Armando Laguna: «En Venezuela la visión diplomática tiene otra óptica, donde no necesariamente se tiene que ser diplomático de carrera para ocupar un cargo en el exterior. Yo vengo de las fuerzas armadas, alcancé el grado de vicealmirante y a los nueve días estaba nombrado como embajador en el Perú».

Respecto a la conformación de la comisión investigadora en el Congreso, el embajador señaló que había solicitado al presidente del Congreso, Luis Gonzales Posada, que lo citaran para ofrecer su versión de los hechos. Pero que nunca recibió una respuesta.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Lo más leído